Stoichkov señala a sus futbolistas. El Celta no ha levantado cabeza con el recambio del sencillo ex entrenador del Celta, Fernando Vázquez, por el visceral Hristo Stoichkov.

El equipo ha caído hasta la penúltima posición y está a un paso de Segunda, pero Stoichkov decidió ayer señalar a los jugadores en su columna de El Mundo Deportivo: «Echo en falta compromiso y entrega. La suerte hay que buscarla, no esperarla. Hemos hecho el ridículo».

El técnico búlgaro también anunció una profunda reforma después de las vacaciones de verano. «Quiero gente que ponga cojones en el campo. Mi filosofía será apostar más por los canteranos», aseguró. Menos pesimistas que Stoichkov se mostraron ayer Félix Carnero, director deportivo del club, y el defensa Lequi: «Aún no está todo perdido».