Novak Djokovic
Djokovic se desespera tras un fallo inexplicable y pide silencio a la grada de Roland Garros EFE

Marco Cecchinato dio la sorpresa este martes en Roland Garros al deshacerse de Novak Djokovic en cuartos de final y acceder a semifinales como uno de los cuatro mejores tenistas del torneo.

Un intenso partido entre el serbio y el número 72 del mundo que, en el cuarto set, en un más que reñido tie-break, se pudo llevar cualquiera. De hecho, sería 'Nole' quien estaría a la espera de rival en semifinales si no fuera por un fallo de principiante que le otorgó la ventaja al joven italiano.

En el tie-break del cuarto set, cuando más tenso estaba el partido y cuando mejor tenis estaban mostrando ambos, Djokovic cometió un fallo impropio de un tenista de ese nivel.

Caña y silencio al público

Con un punto de set en el bolsillo para forzar el quinto y tratar de acceder a semifinales, a 'Nole' no le salieron las cosas como esperaba.

El tie-break estaba 10-9 a su favor. Marco Cecchinato estaba vencido en un costado de la pista tras lograr deolver una bola muy esquinada del serbio, por lo que, al llegarle la pelota a Djokovic, tenía este todo el espacio del mundo para llevarse el set.

Una bola fácil que, sin embargo, no fue tal. Le pegó de caña el serbio y la mandó a las nubes para su total desesperación. En ese momento pareció culpar a la grada a la que pidió silencio con enérgicos aspavientos.

Al final, el tie-break se decidió por 13-11 para el italiano ante un Djokovic que, aunque firmó puntos memorables en el partido, continúa sin mostrar su versión más letal.