Estadio Olímpico de Londres 2012
El informe ofrece dudas sobre la viabilidad del estadio olímpico tras los Juegos. EFE

La factura final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 rondará los 13.000 millones de euros, casi un 20 por ciento más que la última previsión del Gobierno británico, según un informe parlamentario.

Resulta sorprendente que los cálculos iniciales fueran tan incorrectos

La organización de los Juegos ha sobrepasado el presupuesto con el que trabajaba en casi 2.400 millones de euros, según informa el comité de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes británica, que ha criticado la falta de previsión respecto al plan de seguridad olímpico.

A cinco meses para los Juegos, el informe parlamentario ha hecho notar que el coste total que se ha manejado hasta ahora no incluye los 937 millones de euros que se desembolsaron para comprar los terrenos del Parque Olímpico de Stratford ni los 982 millones de euros comprometidos en proyectos para asegurar el legado olímpico.

El pasado diciembre, además, Londres decidió doblar el presupuesto del dispositivo de seguridad con el que la capital británica quedará blindada durante el verano, que alcanza ahora 658 millones de euros.

El comité de Cuentas Públicas señala a ese respecto que "las estimaciones del LOCOG sobre la seguridad en los recintos podrían haberse hecho con mejor información desde mucho antes, y esa falta de previsión anuló su capacidad de negociar y reducir los costes".

El informe considera que el cálculo inicial de que serían necesarios 10.000 agentes de seguridad en la zona olímpica estaba hecho "a ojo", después de que el Ejecutivo británico estableciera finalmente hace tres meses un dispositivo de 23.700 personas.

"Estamos especialmente preocupados por el incremento significativo en el presupuesto de seguridad. El Comité Organizador requiere ahora más del doble de agentes de los que se estimaron. Resulta sorprendente que los cálculos iniciales fueran tan incorrectos", afirmó la presidenta del comité de Cuentas Públicas, Margaret Hodge.

El legado olímpico, puesto en duda

El informe subraya las dudas sobre elfuturo uso del Estadio Olímpico

Los parlamentarios expresan asimismo sus dudas sobre el plan para asegurar el legado olímpico de Londres 2012. El informe subraya las dudas sobre el futuro uso del Estadio Olímpico, después de que el acuerdo con el club de fútbol West Ham quedara cancelado, así como su malestar por la falta de resultados de los programas para fomentar el deporte en el Reino Unido.

A pesar de que los planes originales hablaban de involucrar a un millón de personas en la práctica regular del deporte -una meta que el Gobierno del conservador David Cameron ya calificó de exagerada-, la realidad es que el programa olímpico solo ha logrado que 109.000 personas cambien sus hábitos, según la información del LOCOG.

En opinión de del comité de Cuentas Públicas, ese resultado no justifica los millones de euros que se han invertido en fomentar el deporte entre los ciudadanos.