Agua de la piscina de trampolines
Agua verde de la piscina de trampolines. TWITTER

Ya hay explicación para la mutación del color del agua de las piscinas —en plural, porque una segunda piscina empezaó también a cambiar de color en la jornada del miércoles— de Río.

Según el comité organizador, un fallo en el sistema de circulación del agua y un cambio químico por la presencia de muchos deportistas fue lo que ocasionó que el agua de la piscina de saltos de trampolín de Río de Janeiro se volviera de color verde.

Esta mutación es debida a que decenas de atletas hacen prácticas de entrenamiento al mismo tiempo en la piscina, un número fue superior al número de gente que estuvo en el agua en los tests previos a los Juegos Olímpicos que se hicieron en el centro acuático Maria Lenk.

Ante la intranquilidad de algunos atletas que se 'bañan' en estas aguas diariamente, el comité organizador afirmó que se hicieron pruebas y que la salud de los deportistas nunca ha estado en riesgo.