La exnovia de un atleta paralímpico reconoce haberle dopado por despecho

  • El azerbaiyano Gunduz Izmayilov fue suspendido de por vida por dar positivo por esteroides en Atenas 2004.
  • El Comité Paralímpico Internacional ha revocado la sanción.
  • La expareja del atleta era también atleta paralímpica.
En imagen, una jeringuilla en relación al dopaje.
En imagen, una jeringuilla en relación al dopaje.
Patrick Seeger / EFE

El Comité Paralímpico Internacional (IPC) revocó este viernes la suspensión de por vida contra el levantador de peso azerbaiyano Gunduz Ismayilov, después de que su exnovia confesase que le suministró anabolizantes en una bebida por despecho.

El IPC, con sede en Bonn (oeste de Alemania), decidió así dar validez al testimonio de la antigua pareja de Ismayilov —también atleta paralímpica—, que reconoció haber tratado de acabar con su carrera en un juzgado en Bakú.

"Este es un caso muy extraordinario y en unas circunstancias especiales", aseguró Toni Pascual, del comité antidopaje del IPC, al argumentar la decisión del organismo.

Doping en la bebida

Según el relato de la exnovia, ambos se encontraron en la villa olímpica antes de los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004 -en el que los dos participaron- y ella aprovechó ese momento para introducir estanozolol en una bebida del levantador de peso.

La relación entre ambos había concluido con anterioridad y ella quería vengarse de su exnovio, argumentó la joven ante el tribunal azerbaiyano.

Ismayilov quedó inhabilitado de por vida, ya que ya había sido suspendido dos años por un positivo de nandrolona en los Paralímpicos de Sidney 2000.

En esos Juegos Paralímpicos, el atleta azerbaiyano se hizo con el oro al lograr un récord mundial en halterofilia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento