Mireia Belmonte
La nadadora española Mireia Belmonte tras conseguir la medalla de plata en la final de los 1.500m libres femeninos del Mundial de Natación que se disputa en Budapest (Hungría). EFE/Alberto Estévez

Mireia Belmonte y Ona Carbonell son las grandes ausentes en la lista de convocados de la selección española de natación para los Campeonatos de Europa, que se disputan del 3 al 9 de agosto en Glasgow. La campeona olímpica en 200 metros mariposa, que causó baja en el Campeonato de España de verano, tampoco estará en aguas británicas debido a los problemas de vértigo que ha sufrido en los últimos meses y mermaron su rendimiento en los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018.

Por otra parte, la polifacética figura mundial de la natación artística Ona Carbonell, que suma más de 30 medallas internacionales en su currículum, “necesitaba un descanso” y se reincorporará al equipo nacional la próxima temporada, con el Mundial de Corea 2019 y los Juegos de Tokio 2020 como objetivos.

Las opciones españolas de medalla menguarán en Glasgow 2018 sin Belmonte ni Carbonell en el equipo, pero al mismo tiempo las jóvenes promesas del combinado nacional se encuentra ante una oportunidad para acumular experiencia y seguir creciendo como deportistas.

Presente y futuro

La selección para las pruebas en línea no tendrá a la infalible Belmonte en sus filas, pero cuenta con deportistas consagrados como Jessica Vall y también con jóvenes -y ya olímpicas- promesas como Hugo González, África Zamorano, Lidón Muñoz, Miguel Durán o Joan Lluís Pons. Las 10 nadadoras y 7 nadadores que representarán a España en 37 de las pruebas de esta cita tratarán de confirmar las expectativas generadas.

Por otro lado, el equipo de artística afrontará su primera gran cita internacional sin su capitana desde que en 2013 asumiera el liderazgo del combinado. Eso sí, la dirección técnica de la RFEN contaba con la posible ausencia de Carbonell y ha formado uno de los bloques más jóvenes que se recuerdan, en el que las junior Iris Tió e Irene Jimeno ejecutarán los ejercicios de solo libre y técnico, respectivamente. En el dúo, Sara Saldaña tomará el testigo de Ona para formar pareja junto a Paula Ramírez, quien fue quinta en rutina técnica y libre en el Mundial de 2017 junto a Carbonell.

Los objetivos de estos equipos van más allá de las medallas en el Europeo de Glasgow y, por ello, habrá que prestar mucha atención a la competición, pues en ella se podrán apreciar los progresos del presente y el futuro de la natación española.