Ruth Beitia, campeona de Europa
La atleta cántabra Ruth Beitia celebra el oro de salto de altura conseguido en el Europeo de pista cubierta. EFE

La capitana Ruth Beitia puso el broche de oro, con su victoria en altura, a una gran actuación del equipo español, que regresa de los Europeos en sala de Gotemburgo (Suecia) con cuatro medallas, el mismo número que en París 2011 pero de más quilates.

Por primera vez en 15 años, desde 1998, España faltó a la cita con el podio en 1.500

Campeona de Europa al aire libre en 2012, la cántabra consiguió el título continental bajo techo, su octava medalla internacional en el año de su despedida, con un salto de 1,99 metros, su mejor marca de la temporada.

La atleta cántabra pasó en la primera altura (1,82), debutó en 1,87, a continuación saltó 1,92 y 1,96, siempre a la primera. Sólo otras dos, y las dos suecas, pudieron con el listón en esa altura: Ebba Jungmark, que estaba ya en marca personal, y Emma Green. El podio estaba servido, faltaba conocer el reparto de metales. Las tres fallaron su primer intento en 1,99, pero la española no falló a la segunda. Las dos suecas tuvieron que inclinarse ante la española.

Plata en 800

El sevillano Kevin López se ha proclamado subcampeón de Europa de 800 metros por detrás del polaco Adam Kszczot, que revalidó el título, mientras que Luis Alberto Marco terminó sexto.

Kszczto, que se puso en cabeza al entrar en el último giro, venció con un tiempo de 1:48.69, seguido de López (1:49.31) y del británico Mukhtar Mohammed (1:49.60). Marco cerró el grupo con 1:51.69.

Sin medalla en 1.500

La actuación española concluyó con la final de 1.500, que no reportó, esta vez, ninguna medalla a España. Arturo Casado, que lucha por recuperar su antigua forma, llegó quinto, y David Bustos, que el año pasado ganó el bronce en el Europeo al aire libre de Helsinki, pinchó en la última vuelta y cayó al octavo puesto.Por primera vez en 15 años, desde 1998, España faltó a la cita con el podio.