Pau Ribas y Sergi Vidal
Pau Ribas (i) y Sergi Vidal (d), en una escena del partido (EFE) EFE

El Tau Vitoria se impuso merecidamente al DKV Joventut, en la última jornada de la primera fase de la Euroliga (91-83), en el Grupo C, que apea definitivamente al conjunto catalán del Top 16 desaprovechando la derrota del Alba en Berlín ante el Unión Olimpija de Ljubljana que, de haber ganado el DKV, le hubiera clasificado.

El primer cuarto se caracterizó por la tibia defensa del Tau Cerámica, que dejó hacer a placer a su oponente catalán, el cual llegó al final de los primeros diez minutos con una renta de tres puntos (21-24), tras el acierto en el tiro exterior de hombres como el 'poste' alemán Jan Hendrik Jagla y el base estadounidense Demond Mallet.

DKV desaprovechó la posibilidad de clasificarse ante el Tau

El segundo cuarto siguió con dominio verdinegro, liderados por Jan-Hendrik Jagla , Mallet y Ribas, y se mantuvo igual al descanso (42-51), muy superiores durante este período en intensidad, ganas y trabajo.

Pero la cosa cambió ante en el tercero, ya que el Tau aplicó un ritmo endiablado al juego, gracias a los puntos de Igor Rakocevic (un triple y tres tiros libres), Tiago Splitter y Mirza Teletovic, que pusieron a su equipo por delante (56-51). Jerome Moiso sostenía a su equipo, pero el equipo baskonista subió sus prestaciones defensivas a partir de este momento, lo que se notó en el marcador al dejar 'bloqueado' al DKV Joventut (69-59, m. 29), después de un canastón de Tiago Splitter.

El cuarto periodo fue de color baskonista y condenó definitivamente a la Penya (91-83).

Liderato para Unicaja

Unicaja  consiguió acabar como líder del Grupo A de la Euroliga y mantenerse invicto tras derrotar al Maccabi Tel Aviv por un rotundo 92-69.

Haislip, Welsch y Cabezas, líderes del equipo, que mantuvo a ralla al último equipo que ganó en el Carpena, el pasado diciembre de 2006, y desde entonces Unicaja acumula veintidós victorias consecutivas