Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo celebra un gol de Portugal en la Eurocopa. Rungroj Yongrit / EFE

La Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012 se le está dando especialmente bien a los jugadores del Real Madrid. Los tres equipos clasificados para semifinales (España, Portugal y Alemania) tienen jugadores merengues en sus filas. Pero además de jugar bien, están marcando goles.

Cristiano Ronaldo llevó a su equipo a cuartos y semifinales con tres goles

Solo el Wolfsburgo alemán es capaz de plantar cara a los goleadores del equipo de Mourinho. Jiracek y Mandzukic amenazaban este dominio blanco, pero ninguno de los dos estará en semifinales.

Pepe fue el primero en abrir el marcador. Con un espléndido cabezazo, adelantó a los lusos en el partido ante Dinamarca que finalmente acabarían ganando (2-3). Ese día el central se llevó el trofeo al mejor jugador del partido, que compartía en Facebook con CR7.

El delantero hizo lo propio en las siguientes jornadas. Después de fallar dos ocasiones clarísimas ante Dinamarca, se desquitó tirando del equipo y con dos golazos en la última jornada de la primera fase ante Holanda. El '7' valió unos cuartos, y allí tampoco falló. La República Checa fue su siguiente víctima. Necesitó dos lanzamientos al palo para afinar su puntería, pero finalmente acertó y llevó a Portugal hasta las semifinales. Entre los dos lusos, suman 4 goles.

Xabi y Khedira se vuelven goleadores

A ellos hay que añadir el providencial gol de Sami Khedira en los cuartos de final. Grecia había empatado el encuentro, pero el mediocentro de origen tunecino volvió a dar la ventaja en el marcador a Alemania para una contundente victoria final (4-2).

Xabi Alonso hizo un doblete para meter a España en semis

Por último, Xabi Alonso se unió a la fiesta blanca con un doblete ante Francia en las semifinales.

Si a algún jugador del Real Madrid se puede echar de menos, ese es Karim Benzema. El '9' galo se fue de la Eurocopa sin marcar ningún gol, aunque con una participación activa y directa para llegar a cuartos. Tampoco se le puede achacar nada a Özil, sin gol pero muy participativo.

Rivales alemanes

El Wolsburgo es el único equipo que planta cara a estos jugadores. El croata Mandzukic marcó dos goles en la primera jornada ante Irlanda y uno a Italia en la primera fase del torneo. El checo Jiracek, que llegó hasta cuartos de final, marcó ante Grecia y Polonia también en esta fase. Entre los dos, suman cinco goles.

Le sigue otro equipo alemán, el Bayern de Munich. Con tres tantos de Mario Gómez (dos ante Holanda y uno contra Portugal)  y otro de Philipp Lahm en cuartos de final ante Grecia, suman cuatro.