La selección española de baloncesto
Los de Pepu, una piña antes de empezar el partido (EFE) efe

Los campeones del mundo no han perdido la forma desde que lograron el oro hace un año en Japón y lo demostraron ayer en su estreno en el Eurobasket de España .

Los chicos de oro vapulearon (56-82) a la débil selección de Portugal apuntándose la victoria más holgada de la jornada inaugural: 26 puntos de diferencia, que no fueron más porque Pepu Hernández ordenó a sus hombres que no forzaran la máquina en el último periodo.

«Hemos demostrado que también queremos ser campeones de Europa», explicó el recuperado Jorge Garbajosa , el último en sumarse a la concentración de la selección debido a una grave lesión, pero que jugó, incluso, unos minutos.

Hemos demostrado que también queremos ser campeones de Europa



El encuentro fue plácido para España, que, liderada por un enorme Pau Gasol, tardó muy poco en abrir hueco en el marcador. El líder de los Grizzlies, máximo anotador con 19 puntos, fue imparable para la defensa lusa, especialmente en los primeros instantes.

Los Gasol, imparables

Gasol abrió la veda y su hermano Marc tomó el relevó para continuar castigando a Portugal. El parcial de 25-8 en el segundo cuarto fue defintivo.

Si España era favorita para el resto de candidatos (Rusia, Lituania, Grecia...) lo es todavía más ahora. El rival de mañana, Letonia, será más duro. El liderato está en juego.

Ficha técnica:

56 - Portugal (15+8+14+21): Silva (6), Santos (9), Gomes (2), Jordao (2), Evora (8) -cinco inicial-, Miranda (3), Cunha (9), Ramos (5), Minhava (-), Coelho (7), Fernandes (5) y Simao (5).

82 - España (21+25+18+18): Calderón (1), Fernández (7), Jiménez (6), Reyes (10), Pau Gasol (19) -cinco inicial-, Garbajosa (8), Cabezas (7), Marc Gasol (11), Berni Rodríguez (4), Mumbrú (7) y Sergio Rodríguez (2).

Arbitros: Pilipauskas (LTU), Shtriks (ISR) y Krause (GER). Sin eliminados

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo B del Europeo 2007 disputado en el Pabellón San Pablo de Sevilla ante unos 10.000 espectadores.