Milos Tedosic
El base serbio Milos Teodosic celebra una canasta ante Francia. EFE

Ya sea por lesión, descanso o retirada, el Eurobasket 2017 estará marcado por las ausencias de grandes jugadores. Todas las selecciones favoritas al oro se han visto mermadas por las bajas, aunque algunas, como Francia, están más afectadas de lo normal.

España se mantiene como gran favorita, y todo ello a pesar de que uno de sus pilares fundamentales, como es Sergio Llull, se perderá la cita continental por una grave lesión de rodilla. Scariolo ha tenido que renovar la lista, y los principales rivales jugarán sus bazas para que el combinado nacional no revalide el título logrado hace dos años.

España

En el equipo español, la baja más delicada es sin duda alguna la del jugador del Real Madrid. El menorquín se rompió el ligamento cruzado anterior en el partido de preparación contra Bélgica en Tenerife el pasado 9 de agosto.

Pero además de Sergio, también faltan Nikola Mirotic, en un momento muy delicado en la NBA y que renunció a última hora; Rudy Fernández y Felipe Reyes que prefirieron descansar, Víctor Claver por lesión y por el mismo motivo Pau Ribas. De Serge Ibaka no se volvió a saber nada, y las razones de su ausencia no están del todo claras.

Francia

Delicadas son las ausencias en el equipo galo. A la retirada de Tony Parker tiene que sumar las ausencias de Nicolas Batum, Rudy Gobert, Fabien Causeur, Mickael Gelabale y Charles Kahudi entre otros.

Pese a todo, los franceses están entre los claros favoritos a todo con un Nando de Colo y un Boris Diaw que deberán dar un paso adelante.

Italia

Los italianos podrían ser otro de los claros aspirantes a todo, pero les ha salido la peor rama del carácter mediterráneo. Andrea Bargnani y Alessandro Gentile han tenido una temporada nada florida y no estarán con el equipo nacional.

Eso sí, el colmo para los transalpinos es la situación de Danilo Gallinari: el jugador de los Clippers perdió los papeles en un partido amistoso dando un puñetazo a un rival, a consecuencias del cual se fracturó un dedo y se ha quedado sin Eurobasket.

Croacia

En Croacia el nombre propio es Ante Tomic. El del Barça no cuenta para el proyecto, pero la terna de ausentes es todavía mayor. Tampoco estarán en el Europeo hombres como Ante Zizic e Ivica Zubac, ambos centrados en una nueva temporada de la NBA.

A ellos se suma la baja de Mario Hezonja. El joven de 22 años no tuvo continuidad en el Barcelona y tampoco la ha encontrado al otro lado del charco por lo que ha preferido poner todos sus esfuerzos en convencer a Orlando de su potencial.

Serbia

Serbia, subcampeona olímpica y mundial, tampoco está entera. La baja de Milos Teodosic es comparable a la de Llull en España y también cuenta con las bajas Nikola Jokic, Nemanja Bjelica, Nemanja Nedovic, Miroslav Raduljica y Nikola Milutinov.

La retirada del equipo nacional de Stefan Markovic (como José Manuel Calderón en España) también se puede notar.

Grecia

No menos desolados están los griegos por la ausencia de Giannis Antetokounmpo. El alero de los Milwaukee Bucks era el principal argumento de los helenos en su intento de volver a la élite europea y de soñar con la medalla de oro.

Pese a las ausencias por retirada de Vassilis Spanoulis y Nikos Zisis, los griegos sólo tenían la baja de Kosta Koufos, pero ahora sin Antetokounmpo su futuro parece bastante más incierto.

Turquía

El cuadro otomano, anfitrión de la fase final, se agiganta cuando juega en casa pero ha tenido bajas importantes entre sus hombre altos como Omer Asik, Ersan Ilyasova y Enes Kanter. Pese a todo el público volverá a ser su sexto jugador y no es una ventaja menor.

Otas ausencias

El listado de ausencias es casi interminable: tampoco jugarán este Eurobastek otras estrellas como Jankunas (Lituania), Dirk Nowitzki (Alemania), Zoran Dragic (Eslovenia) o Viktor Sanikdze (Georgia).

Eso sí, lejos de lo que pueda parecer, las bajas en las principales selecciones no merman el nivel de un torneo que se presenta como una buena oportunidad para descubrir nuevos talentos y quién sabe si para ser testigos de alguna sorpresa.