El ex barcelonista Samuel Eto'o, actual ariete del Inter de Milán,  ha asegurado, de forma insistente, que él no ha pedido nada a la entidad catalana, después de que hace justo un mes las dos partes se vieran las caras en los tribunales por una reclamación del primero por importe de tres millones de euros.

Ésta es la cantidad que reclamó el jugador al Barcelona, en concepto de prima de fichaje, aunque Eto'o, que se ha desplazado a la Ciudad Condal para presentar un acto benéfico, ha garantizado que nunca ha pedido nada al club azulgrana.

"Nunca dejaré al Barcelona en mal lugar. Nunca he pedido nada al Barcelona. Nada. Nada de nada. Ahora sé que van a intentar mentir", dijo un desconcertado Eto'o.

"Para mí, el 24 es una fecha especial. Estaré contento de volver al Camp Nou y, si puedo, antes del partido daré un abrazo a todos los aficionados. Y ya está. Y yo estaré feliz de volver a jugar. A partir de ahí, ¿se va a intentar decir eso o lo otro? Yo estoy muy tranquilo, porque nunca he pedido nada al Barcelona. Y he salido del Barcelona con la cabeza alta. Tranquilo, sin decir nada. Y no porque no había nada que decir", argumentó.

El jugador ha comparecido por primera vez en Barcelona ante los medios, después de abandonar la entidad catalana el pasado verano, y en el acto solidario ha asegurado que se encuentra muy feliz en el Inter y que no guarda ningún rencor a Joan Laporta ni Josep Guardiola, presidente y técnico del Barça, respectivamente.

Samuel Eto'o ha asegurado que ve los partidos de su ex equipo, que nunca dejará en mal lugar en público a los dirigentes del Barça y que intentará regresar al Camp Nou "para animar al equipo". También se disculpó por el grave incidente que protagonizó hace dos años en Vilafranca, cuando menospreció al por entonces técnico, Frank Rijkaard.