«Ronaldinho es mi amigo». Cada comparecencia de Samuel Eto’o ante los medios de comunicación es un festín de titulares. Ayer, el camerunés volvió a la carga:

Ronaldinho. «Es mi amigo, aunque la gente no lo crea. ¿Nadie se ha peleado nunca con su hermano?».

Su futuro en el club. «Sólo me iría si Rijkaard no contara conmigo, y no es así porque, conociéndole como le conozco, ya me lo habría dicho».

El entorno. «Por el vestuario pasan muchos chivatos que filtran cosas a la prensa. Tenemos que apartarlos».

La prensa. «Me motiva que me den palos. Hay un par de medios de Barcelona que me pegan porque estoy al lado de Laporta. Son unos imbéciles».

El utillero. «Todos somos compañeros. Aquí el utillero es tan importante como Ronaldinho, Deco, Messi o Valdés».

Eliminación copera. «El Getafe parecía que jugaba con 24 futbolistas» (remontó el 5-2 con un 4-0).

Pacificador. «No quiero empezar más guerras.