Tour de Francia 2018
La etapa 16 del Tour se vio interrumpida por un grupo de agricultores que protestaron al paso del pelotón. La policía intervino con gas lacrimógeno. Twitter @Movistar_Team

La decimosexta etapa del Tour se encontró con severos problemas en los primeros kilómetros: apenas había salido el pelotón de Carcasona cuando un grupo de agricultores paralizó la carrera.

Se trataba de una manifestación en la que participaron varios granjeros que tiraron varios fardos de paja a la carretera en señal de protesta, aunque por el momento no han trascendido los motivos.

Por momentos reinó el caos y el pelotón se vio obligado a parar ante la imposibilidad de seguir avanzando. La Policía francesa intervino y lo hizo con gas pimienta para tratar de neutralizar a los protestantes, algo que consiguió aunque conllevó varios problemas para los corredores que se encontraban más cerca y que tuvieron que emplear colirios para paliar los efectos del gas.

El propio Movistar Team explicaba en Twitter la situación y revelaba que varios ciclistas tuvieron que ser atendidos por el picor en los ojos provocado por el gas.

Pasados unos minutos de susto e incertidumbre, se realizó una segunda salida neutralizada y la etapa continúa su curso hasta Bagnères de Luchon.