Espinacas
Dos hojas de espinacas, en una imagen de archivo. GTRES

Un  estudio encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) recomienda incluir un extracto de la espinaca en la lista de sustancias prohibidas en el deporte. Se trata de la ecdisterona, el ingrediente principal de un extracto de espinaca.

Según el estudio, publicado por la Universidad Libre de Berlín, la ecdisterona puede provocar un aumento del rendimiento en deportistas de alto nivel.

Los científicos alemanes, italianos y australianos que han elaborado el análisis detectaron la presencia de un fitoesterol, una sustancia presente en nueces, granos enteros, semillas, aceites vegetales no refinados, legumbres, germen de trigo, almendras o semillas de sésamo.

Fuertes efectos

La ecdisterona, ingrediente principal del extracto de espinaca examinado tiene, según los científicos involucrados en el estudio, "fuertes efectos" sobre las células musculares, informó en un comunicado de la Universidad Libre de Berlín.

Durante un experimento de diez semanas, 46 participantes (con al menos un año de experiencia en entrenamiento con pesas) se sometieron a una prueba de doble ciego (los pacientes no saben si han recibido tratamiento o placebo).

Divididos en 4 grupos, dos de ellos recibieron 2 cápsulas de este extracto de espinaca al día, uno 8 capsulas y otro obtuvo un preparado placebo antes de hacer ejercicios deportivos.

"En el transcurso (del experimento), todos los que entrenaron registraron una ganancia de fuerza máxima, pero en los dos grupos que recibieron extracto de espinaca, fueron significativamente mayores (tres veces más) que en el grupo que recibió el placebo", dijo a Efe Maria Parr, del Instituto de Farmacia en la Universidad Libre y autora del estudio.

Debido a los "relativamente pocos" estudios existentes sobre sustancias dopantes en humanos, Parr considera los resultados "suficientemente relevantes" como para incluirlas en la lista de sustancias dopantes.

En estudios precedentes se detectó que la ecdisterona tiene efectos más fuertes en las células musculares que la metandienona, un esteroide derivado de la testosterona cuyo consumo ya está prohibido por las autoridades internacionales antidopaje.

"Dado que en realidad casi no hay nuevos agentes dopantes de origen químico cada vez adquieren más importancia los ingredientes de las plantas", consideró por su parte a Efe Fritz Sörgel, director del Instituto de Investigación Biomédica y Farmacéutica de Núremberg (sur de Alemania).

Destacó la "gran tarea" que significa encontrar ingredientes activos en plantas que actúen como agentes dopantes, aunque reconoció que habría que hacer otros estudios, como para examinar sus efectos en las mujeres, antes de que la AMA incluya la ecdisterona entre las sustancias prohibidas.

"Me parece ciertamente bueno examinar la sustancia, pero el efecto sobre el rendimiento debe examinarse más detenidamente", declaró por su parte Martin Bidlingmaier de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich (sur) al periódico aleman "Süddeutsche Zeitung", refiriéndose al estudio.