Goran Nikolic
Nikolic y Gaines pelean por el control del balón. (Efe) Efe

El Joventut, con un gran juego y entrega, acrecentó la amplia lista de méritos que ya reúne esta temporada con una victoria en la cancha del Estudiantes, donde acumulaba nueve derrotas en las diez últimas visitas.

El Joventut, a base de triples, navegaba con nueve puntos de renta a los cinco minutos después de una puesta en escena eléctrica (6-15).

El fulgurante comienzo verdinegro estabilizó la brecha en torno de los diez puntos (9-20 m.7), pero Estudiantes optó por buscar mayor intensidad para dar réplica al dominio visitante. La reacción de la 'Penya' ofreció otro argumento de firmeza (18-31 m.25) y le despejó al camino hasta el descanso (31-41).

Recuperó en el tercer cuarto

La tempranera tercera personal del estadounidense Will McDonald constituía un serio imprevisto para los locales, aunque el pívot no anotó los primeros puntos hasta el minuto veinticinco.

Garnett actuó como intermediario entre el esfuerzo defensivo de todo el bloque colegial y el premio de los puntos. Un triple devolvió el golpe anterior de un estratosférico Rudy Fernández desde mucho más allá de los 6,25 metros al límite de la bocina del tercer cuarto y mantuvo el futuro abierto (51-56).

El Estudiantes entendió que había llegado el momento de lanzar esas 'contras' vertiginosas que tanto le gustan y tanto daño hacen en la moral y las reservas adversarias (56-59 m.33), pero a eso también sabían jugar los verdinegros.

Una lección de juego al contrataque

Frente a contragolpe y oleada, contragolpe y oleada. Recuperaciones y velocidad forman parte del cuerpo doctrinal predicado por Aíto. Del 56-59 se pasó a otra fase de contundencia de la penya. Tres robos de balón, las correspondientes salidas en carrera de rigor y la diferencia pasó a ser de diez (56-66 m.34).

Iturbe rechazó la rendición, superó los 2.000 puntos en la ACB con un triple y un mate de McDonald incendió de nuevo el duelo (64-68). Aún faltaba la mitad del cuarto, el Joventut todavía debía ganarse el derecho a salir vencedor y el Estudiantes demostraba que creía en el triunfo con hechos porque McDonald lo mantenía a tiro (68-71).

La siguiente jugada estuvo al borde de estropear la velada, cuando los árbitros dieron validez, en principio, a una canasta y una falta debajo del aro visitante, que luego anularon puesto que se habían producido fuera del tiempo de posesión, pero Burton, a poco más de un minuto para la bocina, anotó una cesta vital (68-75) para el 71-78 que reflejaba el marcador final.

FICHA TÉCNICA:

75 - MMT Estudiantes (14+17+20+24): Martínez (3), Garnett (17), Jasen (15), Nikolic (2), McDonald (6) -cinco inicial-, Torres (2), Iturbe (10), Sanikidze (2), Suárez (5) y Sánchez (3).

83 - DKV Joventut (23+18+15+27): Bennett (17), Fernández (11), Sullivan (3), Barton (19), Archibald (6) -cinco inicial-, Betts (1), Rubio (4), Laviña (-), Vázquez (8), Huertas (-)y Gaines (14).

Árbitros: Hierrezuelo, Redondo y García Ortiz. Excluyeron por personales a Jasen (m.40).