El MMT Estudiantes ha reclamado al Ayuntamiento de Madrid 600.000 euros, por impago de los derechos que les corresponde por jugar en el pabellón Telefónica Arena, según informa el diario Marca.

El club estudiantil llegó a un acuerdo para que el Estudiantes disputara sus partidos en el pabellón de la Casa de Campo durante cinco años a finales de la temporada 2004-05.

En ese contrato, una de las cláusulas señalaba que el club colegial recibiría un 33,3 por ciento de lo que una empresa pagara por dar nombre al pabellón (naming rights).

La empresa de telefonía Telefónica alcanzó a un acuerdo con el Ayuntamiento por cinco años para que el pabellón se llamara Telefónica Madrid Arena, a cambio de 1,5 millones de euros al año.

Los abogados trabajan para cobrar

La temporada pasada, sólo se realizó un pago de 500.000 euros al utilizarse ese nombre durante cuatro meses. De esos dos millones que ya ha abonado Telefónica, el Estudiantes reclama ahora su parte.

Los abogados del club aseguran que no hay ninguna razón para que no se haya producido ya el pago de esos 600.000 euros.