Los azulgrana se conformaron con el galardón al espíritu deportivo, algo que no desagradó a su presidente Joan Laporta: «Somos un referente; el Barça es más que un club y Ronaldinho más que un jugador». Además, Roger Federer pudo con Fernando Alonso y fue coronado, por tercer año consecutivo, como mejor deportista. En categoría femenina, la pertiguista Yelena Isinbayeva se coronó como reina. 

El ciclista Javier Otxoa se quedó con las ganas de conseguir el premio al mejor deportista capacitado, el cual recayó en el esquiador alemán Martin Braxenthaler.

En deportes extremos, Gisela Pulido, tricampeona del mundo de kitesurf con sólo 13 años, optaba al máximo galardón, pero sucumbió ante el surfista Kelly Slater.

Pasarela de famosos

El bailarín Joaquín Cortés, Alberto de Mónaco o los actores Morgan Freeman y Eva Longoria fueron algunos de los famosos que se dejaron ver por la alfombra roja del Palau Sant Jordi. También estuvo el Rey Juan Carlos, acompañado por el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.