A la espera de primas
Hristo Stoichkov dirigió ayer su primer entrenamiento como técnico celeste.(Manuel Corujo/Efe)
Los jugadores del Deportivo no se apiadan de la delicada situación del Celta, situado en puestos de descenso, y se han conjurado para conseguir su tercera victoria consecutiva en Balaídos. Sin ayudas o con ellas, como afirmó ayer el defensa blanquiazul Alberto Lopo: «Estaríamos encantados de recibir primas a terceros por ganar al Celta y en el resto de las nueve jornadas también».

El catalán, quien aseguró entre risas que ese dinero le vendría muy bien para los pañales de su hijo, también comentó que espera que el domingo Hristo Stoichkov, nuevo entrenador celeste, no haga bueno el dicho futbolístico A entrenador nuevo, victoria segura. «El Celta no tendría que estar ahí abajo, pero nosotros tenemos que aprovechar sus punto débiles», dijo.

La buena noticia en el entrenamiento de ayer fue la recuperación de Aldo Duscher. El argentino se entrenó con total normalidad, después de superar su lesión en los gemelos, y estará a punto para el derbi gallego.

Además, ayer se supo que el cuerpo técnico del club deportivista está siguiendo desde hacer varias semanas al centrocampista zurdo del Nàstic Gilberto Ribeiro Gil. El brasileño de 26 años acaba contra en junio con el equipo catalán y quedaría libre.

Un míster sin bagaje

Hristo Stoichkov (en la imagen, junto al presidente del Celta, Carlos Mouriño) dirigió ayer su primer entrenamiento como técnico celeste y afirmó que el equipo permanecerá en Primera. «Nos salvaremos y hablar de Segunda es una falta de respeto para los jugadores y el club», concluyó un entrenador cuyo escaso bagaje en los banquillos son tres años al frente de la selección búlgara sin resultados.