El deporte es pasión. Y si no que se lo digan al jugador de la NBA que, mientras trataba de concentrarse para lanzar tres tiros libres, vio cómo un espectador se ponía de pie y mostraba su cuerpo desnudo, solo tapado con unos slips oscuros.

El aficionado, que realiza una espectacular danza que no puede pasar desapercibida para nadie, consigue que el lanzador falle los dos tiros que lanzó tras hacer él su aparición estelar. Suponemos que ese era su propósito ¿o tal vez buscaría enamorarle?

Esperemos que en la ACB no surjan "desestabilizadores" externos al equipo, como este.