Juan Carlos Navarro, en su acto de despedida del Fútbol Club Barcelona.
Juan Carlos Navarro, en su acto de despedida del Fútbol Club Barcelona. TWITTER BARCELONA

Juan Carlos Navarro ha recibido una espectacular despedida en el Auditorio 1899 del Camp Nou. El legendario jugador del Fútbol Club Barcelona y la Selección española de baloncesto ha sido homenajeado en un acto al que han acudido amigos -y en algunos casos, leyendas del deporte de la canasta- de la talla de los hermanos Gasol, Ricky Rubio, Víctor Claver, Víctor Sada, y un largo etcétera, entre los que se estuvieron históricos como Epi, Solozábal o Ferrán Martínez.

Josep María Bartomeu presidió el acto: "Es un acto histórico en el que decimos adiós a una leyenda que nos ha hecho disfrutar muchísimo. Ojalá que esté momento no hubiera llegado, pero lo ha hecho. La huella de Juan Carlos es inigualable como jugador y como capitán. Ha sido el mejor jugador de la historia del baloncesto azulgrana. Es un día muy importante para el club. Llegó al Barcelona con 11 años y hoy tiene 38", aseguró.

"Es una persona sencilla, amigo de sus amigos. Juan Carlos Navarro formara parte del patrimonio del club y por eso firmamos un acuerdo de 10 años. Sé del que piensa que las cosas se podían haber hecho mejor o diferente pero su despedida será a la altura de una leyenda", afirmó el presidente blaugrana, que apareció junto a Navarro y los numerosos trofeos que ha ganado a lo largo de su carrera.Además, el presidente aseguró que Navarro seguirá vinculado al club: "No se retira: será el mánager de la sección de baloncesto, a nivel institucional, y estará implicado en la formación de los jóvenes".

Fernando Navarro agradeció la presencia de los asistentes: "Gracias a todos los que han venido. Me vienen muchas cosas a la cabeza tanto en el Barça como en la selección", y mandó un mensaje a Pau Gasol. "Agradezco a Pau y Marc su presencia aquí: sois referentes mundiales y también sois referentes para mí. Pau, te he estado esperando, pero ya no podía más. Me hubiera gustado jugar algún día contigo aquí".

La emotiva despedida tuvo un lunar, y fue cuando Navarro le dejó algún recado al club blaugrana: "Yo me veía para jugar un año más. Pero me dijeron que no querían que continuara como jugador y después de las conversaciones con el presidente decidimos que este era el momento de pasar página. La decisión es que ellos quieren que dé el siguiente paso y al principio choca . Al principio un poco molesto porque llegó por sorpresa pero toca asumirlo y ya está. Me hubiera gustado despedirme de otra forma pero la decisión ya está tomada. Molesta porque te invitan a dejar una cosa que has hecho 20 años y al principio choca", concluyó.