434 aficionados periquitos con entrada para Glasgow verán la final en casa por televisión


Varios aficionados del Espanyol esperan sentados en el suelo del aeropuerto de El Prat, en Barcelona. (Xavier Alsinet/ACN)
Varios aficionados del Espanyol esperan sentados en el suelo del aeropuerto de El Prat, en Barcelona. (Xavier Alsinet/ACN)

Un total de 434 aficionados del Espanyol con entrada para ver esta tarde la final de la Copa de la UEFA verán el partido por televisión en Barcelona después de quedarse en tierra en el aeropuerto del Prat después de que hayan sido cancelados sus vuelos.

De los 517 aficionados que han sido "estafados", según el conseller del Espanyol Dani Ballart, por la agencia de viajes que les ha vendido unos billetes para un avión que no había ni notificado a AENA su presencia en El Prat,192 han podido partir hacia la ciudad escocesa a primera hora de esta tarde pero no se ha encontrado vuelo para el resto.

También se han quedado sin viajar 109 personas que viajaban a través de otra compañía de viajes y cuyo vuelo ha sido también cancelado.

El Espanyol ha anunciado que prestará asistencia jurídica a los aficionados que habían contratado el viaje a través de la Federación de Peñas del Espanyol que al final se ha quedado en Barcelona, pero no así a los 109 aficionados cuyo vuelo ha sido cancelado.

Caos en el aeropuerto

Los aficionados han empezado a abandonar las instalaciones del aeropuerto de El Prat después de rellenar las hojas de reclamación de Aena con cara de circuntancias y con una enorme tristeza ya que habían comprado la entrada para ver el partido.

Gente llorando o con la mirada perdida aún se encuentran en la terminal A del aeropuerto buscando una explicación a lo que ha sido una estafa en toda regla.

Desde las tres de la mañana

Los 517 aficionados del Espanyol que tenían previsto viajar a Glasgow (Escocia) a las ocho de la mañana para ver esta noche la final de la Copa de la UEFA, ante el Sevilla, y que esperaban en el aeropuerto de El Prat ya tienen avión. Pero no todos, ya que el espanyol no ha encontrado aún solución para 108 seguidores blanquiazules. Y cada vez queda menos tiempo.

El problema se ha solucionado, en parte: Iberia ha fletado un Airbus A-321, con capacidad para unos 200 pasajeros para garantizar el traslado de 192 de los 517 aficionados del Espanyol bloqueados en el aeropuerto, y la directiva del club catalán fletará un vuelo para otros 217 pasajeros, que está previsto salga a las 16.00 horas.

Sin embargo, el club blanquiazul está gestionando desde Glasgow una solución para esas 108 personas que aún no tienen vuelo, aunque reconocen que la operación es muy complicada, debido al poco tiempo que queda para el encuentro.

Según fuentes de la compañía aérea, después de las gestiones realizadas desde Glasgow por la directiva del Espanyol, Iberia ha dispuesto un avión especial que tenía en la reserva en Madrid y que tiene prevista su salida de Barcelona a las 15:00 horas con destino a Edimburgo.

Desde allí, los aficionados serán trasladados en autocar hasta Glasgow.

Un representante de la Federación de Peñas del Espanyol acompañado de un Mosso d'Esquadra que, megáfono en mano, anuncia el nombre de los ocupantes de ese vuelo de Iberia con 192 pasajeros.

Los que entran en el vuelo van hacia la terminal B del aeropuerto -estaban en la A- para facturar.
Segundo avión

El Espanyol ha pagado los dos vuelos: se ha gastado 250.000 euros.

Historia rocambolesca

Sin contabilizar los vuelos con retrasos, en total han estado afectados 517 aficionados, la mayor parte de los cuales disponía de billetes para vuelos que Aena no tenía programados.

Fuentes de Aena informaron de que unos 150 seguidores españolistas que debían viajar en un avión que sí estaba programado se han quedado en tierra, mientras el resto, hasta 517 aficionados, tenía billetes para vuelos no programados por Aeropuertos Españoles en Barcelona.

Los viajes para acudir a la final de la Copa de la UEFA en Glasgow habían sido contratados por la Federación de Peñas del Espanyol a la agencia Travel Gallery que, a su vez, alquiló los aviones a la compañía aérea XL Airways (antes Excel), que los anuló sin explicaciones.

La compañía aérea niega la contratación de vuelos

En un comunicado, XL Airways negó tener nada que ver "con el incidente de hoy en Barcelona que ha dejado a más de 500 aficionados al fútbol desamparados en el aeropuerto".

Una portavoz de XL explicó que la empresa no se enteró de lo ocurrido hasta recibir un aluvión de mensajes electrónicos de los hinchas enojados y dijo comprender sus sentimientos.

Los envían a Edimburgo

Desde un primer momento, el Espanyol se había encargado del reparto de las entradas para la final de la UEFA, pero en ningún caso había organizado los traslados hasta la ciudad de Glasgow.

A algunos hinchas les comentaron responsables del aeropuerto que esos aviones están en Sevilla, en cuyo aeropuerto ha habido muchos retrasos esta noche.

Timados por un 'bróker'

Los aficionados del Espanyol se informaban entre ellos de las novedades sobre su futuro durante las próximas horas: "No hay nadie de la agencia dando la cara en el aeropuerto. Una persona lo está gestionando todo desde Glasgow y nos informan los propios seguidores", comentaba David Pérez, uno de los aficionados afectados.

"Estamos muy enfadados, hace dos horas hemos cortado la carretera de accesos al aeropuerto y no dejábamos pasar a los coches. Estamos indignados", afirma este seguidor que excluye al Espanyol de cualquier responsabilidad en lo que les está pasando.

El vocal de la Federación Catalana de Peñas del RCD Espanyol, Pasqual Olmedo, ha dicho hoy que un 'broker' ha estafado a la agencia de viajes Travel Gallery.

Olmedó precisó que este "broker" habría vendido los billetes de un vuelo varias veces o bien de vuelos no existentes, en circunstancias que aún no se han podido concretar. Los vuelos conflictivos son dos de la

aerolínea Excel Airways. Ambos fueron contratados a la agencia Travel Gallery por la Federación de Peñas del Espanyol pero, según ha podido saber 20minutos.es, uno de ellos ni ha pedido permiso para aterrizar en el aeropuerto de El Prat.

El billete de ida y vuelta les había costado a algunos aficionados entre 325 y 450 euros, algo más barato que los paquetes ofrecidos por el club u otras agencias, que valían alrededor de 600 euros.

Muchos nervios

A primera hora de la mañana se han vivido momentos de tensión en El Prat. Durante algunos momentos, de 7.00 a 7.45 horas, algunos aficionados cortaron una de las vías de acceso al aeropuerto en los alrededores de la terminal A, en la que se encontraban.

Algunos aficionados radicales del Espanyol se pusieron muy nerviosos y provocaron incidentes en la Terminal A lo que provocó que los agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra detuvieran a una persona por amenazar de muerte a un agente.

El detenido, un hombre de 35 años, saltó primero sobre el capó de un coche y luego amenazó de muerte a un mosso.

Otro energúmeno lanzó una lata de cerveza contra un periodista de TV3 que no puso denuncia, por lo que el aficionado no fue detenido.

Poco después, llegaron agentes de los Mossos d'Esquadra (la policía autonómica de Cataluña) y los aficionados se disolvieron rápidamente, sin ningún tipo de incidente violento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento