Luis García
Luis García celebra uno de sus dos goles ante el Mallorca (EFE).

Un golazo de Luis García en el minuto 89 dio la victoria al Espanyol ante el Mallorca (2-1) y devolvió al conjunto blanquiazul a posiciones de competición europea, en un partido que el conjunto de Ernesto Valverde empezó perdiendo y que logró resolver en una final agónico.

La afición perica ya se ha acostumbrado los tibios inicios de su equipo. No en vano, el Espanyol ha empezado perdiendo cinco de los últimos seis partidos que ha disputado en Montjuïc.

El Mallorca jugó muy cómodo en la primera mitad. Antes, durante y después del gol de Güiza.
En el de hoy, a diferencia de otros, los hombres de Valverde no exhibieron
ni un atisbo de reacción durante toda la primera mitad.

Los locales fueron los primeros en chutar a puerta (Riera, minuto cinco) y ya no se acercaron más a la portería de Moyà en los primeros 45 minutos.

El Mallorca jugó sorprendentemente cómodo, antes, durante y después del gol de Güiza
quien, cerca del cuarto de hora, ganó la espalda a la defensa blanquiazul y controló un balón largo que Arango bajó con la cabeza para batir por bajo Lafuente (0-1)

La diferencia podía haberse ampliado a los pocos minutos de la reanudación si Zabaleta no hubiera sacado en la línea de gol un tiro de Varela y Güiza no hubiese cruzado en exceso su disparo en un mano a mano con Lafuente en el que acabó lesionado.

Sin merecerlo

El Espanyol apareció, en un eslalon de Zabaleta por la derecha, en la jugada siguiente. El balón acabó en las botas de Luis García, que fue claramente derribado por Héctor dentro del área.

El propio Luis García transformó el penalti (1-1) y el equipo de Valverde volvió a entrar, sin merecerlo, en la lucha por llevarse el partido.

En los últimos minutos, el encuentro podía haber caído de cualquiera de los dos lados, pero fue al Espanyol al que le sonrió la fortuna, en parte, gracias a un error de Paradas Romero, que no vio un claro agarrón de Torrejón a Arango, cuando éste se marchaba solo hacía la portería rival.

En la contra, Ángel envió un balonazo cruzado al segundo palo y ahí apareció Luis García para, de tremendo testarazo (2-1), devolver al Espanyol a posiciones de UEFA y romper la racha del conjunto bermellón, hasta hoy invicto en la segunda vuelta.

FICHA DEL PARTIDO

2 - Espanyol: Lafuente, Zabaleta, Jarque, Torrejón, David García, Lola, Moisés (Ángel, min.46), Valdo, Luis García, Riera (Coro, min.75) y Ewerthon (Jonathan, min.60).

1 - Mallorca: Moyá, Héctor, Ramis, Nunes, Fernando Navarro, Ibagaza, Basinas, Varela, Arango, Jonás (Tuni, min.78) y Güiza (Borja Valeron, min.55).

Goles: 0-1: Güiza, min.13. 1-1: Luis García (p), min.58. 2-1: Luis García, min.89.

Árbitro: José Luis Paradas Romero (Colegio andaluz). Mostró cartulina amarilla a Fernando Navarro (min.36), Héctor (min.57) y Varela (min.91) y expulsó con roja directa a Ballesteros (min.90).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de Liga disputado en el Estadio Olímpico Lluís Companys ante 20.600 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de los ex jugadores del Espanyol Agustí Àngel Labernia y William Silvio Modesto 'Bio'.