El Espanyol tendrá que sufrir hasta el final de la Liga
Zabaleta se lamenta. EFE
El Espanyol se complicó ayer la vida al perder en Montjuïc, porque, en lugar de sellar su permanencia en Primera División, se quedó en una situación muy comprometida. Los de Lotina, a dos puntos del descenso, deberán sufrir en las dos jornadas que restan de Liga para salvar la categoría. El encuentro se fue abriendo poco a poco y pronto comenzaron a llegar las primeras oportunidades para ambos conjuntos. Fue el Espanyol el que se adelantó en el minuto 43 por medio de un excepcional remate de Luis García desde fuera del área que sorprendió a Molina. La segunda parte fue mucho más pobre en juego. Los coruñeses consiguieron empatar con un espectacular remate de Iván Carril en el minuto 73 y, cuando restaba uno para el final del encuentro, el sevillano Diego Tristán culminó la remontada del Depor con el segundo gol.