Tamudo
El delantero del RCD Espanyol Raúl Tamudo, celebra el primer gol de su equipo besando el escudo del club (Efe). EFE

Un nuevo gol del capitán del Espanyol, Raúl Tamudo, permitió al conjunto blanquiazul sumar tres puntos en un partido en el que el Deportivo de la Coruña mereció un mejor resultado por su apuesta futbolística, pero acabó marchándose de vacío de Barcelona por su escaso acierto de cara a puerta.

Salió algo mejor el Deportivo de la Coruña que impuso un ritmo más bien lento del que se contagió el equipo de Ernesto Valverde. A pesar de las siempre interesantes apariciones de Riera por la banda izquierda, el conjunto catalán no jugó ni con la chispa ni con la velocidad que le convierten en un adversario respetable.

A pesar de la poca claridad ofensiva, los blanquiazules tuvieron un par de buenas aproximaciones al área contraria en los compases iniciales. Primero Coro con un remate desde fuera del área y posteriormente Tamudo, quien no llegó a enganchar bien un centro de Zabaleta, dieron las primeras muestras de peligro.

Salió algo mejor el Deportivo de la Coruña que impuso un ritmo más bien lento del que se contagió el equipo de Ernesto Valverde

Si alguien mereció el premio fue el Deportivo por juego y por ocasiones, sin embargo, el fútbol es caprichoso y a menudo injusto. Y en estas apareció una vez más Raúl Tamudo. En la última acción de la primera parte el capitán españolista consiguió adelantar a los suyos con un remate de cabeza a centro de Corominas. Demasiado premio para un juego rácano.

El Deportivo no decayó y mantuvo su hegemonía sobre el terreno de juego. Sin la fluidez de la primera parte, los visitantes buscaron el peligro desde las bandas, aunque ninguno de los atacantes atinó a rematar con acierto.

El Espanyol permaneció agazapado en su campo, defendiendo muy lejos del área rival favoreciendo el juego de su rival. Aunque no de manera clara, los coruñeses seguían intentándolo y Coloccini a punto estuvo de marcar al rematar de forma acrobática un centro de Filipe, pero su disparo dio en el palo.

El técnico local Ernesto Valverde reforzó su centro del campo con la presencia de Jonatas y Moisés Hurtado buscando mejorar la salida del balón y la fluidez ofensiva, mientras que Lotina refrescó su ataque dando entrada a Riki y Bodipo en busca del ansiado empate.

El Espanyol no se mostró solvente y sí demasiado impreciso, pero controló con cierto orden los compases finales del encuentro. Con mucho sufrimiento y poco fútbol acabó sumando su segunda victoria consecutiva en Liga, siete meses después, ante un Deportivo que mereció mayor botín hoy en Montjuïc.

- Ficha técnica:

1 - RCD Espanyol: Kameni, Zabaleta, Torrejón, Jarque, Clemente, Lola, Ángel (Moisés Hurtado, min.67), Coro (Lacruz, min.84), Luis García, Riera y Tamudo (Jonatas, min.56).

0 - Deportivo de la Coruña: Aouate, Manuel Pablo, Piscu, Coloccini, Filipe, De Guzmán, Sergio (Adrián, min,79), Verdú, Lafita (Riki, min.64), Guardado y Xisco (Bodipo, min.67).

Gol: 1-0: Tamudo (min.45).