Europeos de atletismo
Reyes Estévez (izquierda) y Arturo Casado (derecha), con el británico Tom Lascashire. Andreu Dalmau / EFE

Manuel Olmedo, Arturo Casado y Reyes Estévez se metieron este miércoles con asombrosa facilidad en la final de 1.500 metros, alimentando la hipótesis de un triplete español en la carrera del viernes, poco después de que Marta Domínguez haya corrido la final de obstáculos.

Olmedo, campeón de España en su primer año en la distancia de 1.500 con el desparpajo de un veterano. Se puso a cola del grupo, progresó en la penúltima vuelta, entró segundo al último giro y gastó lo justo para cruzar en esa posición la meta en 3:41.47, a una centésima del británico Andy Baddeley.

En la segunda, Arturo Casado, líder europeo de la temporada con 3:35.02- y Reyes Estévez, que ya fue campeón de Europa hace doce años, luchaban por cuatro puestos directos de finalista.

Domínguez, a la final

Por la mañana, Marta Domínguez se ganó el puesto en la final de obstáculos sin hacer gastos superfluos. A la última vuelta llegaron cinco juntas, y Marta se dejó ir para entrar cuarta en 9:41.93.

La marcha femenina tampoco puso a España en el medallero. María Vasco, que aspiraba a completar su colección de preseas con una europea -ya tiene un bronce olímpico y otro mundial-, sufrió un tirón en el isquio derecho que la dejó fuera de la prueba en el undécimo kilómetro.

Martillo y 800 m

En martillo, la tarraconense Berta Castells se clasificó por primera vez para una final de alta competición con una marca de 66,61 metros que le abrió las puerta del concurso por el título europeo reservado a las doce mejores.

Castells logró su mejor marca en el primero de sus tres lanzamientos en la ronda de calificación, y en los otros dos también estuvo por encima de los 65 (65,95 y 65,26). La plusmarquista española (69,36 este año) no había pasado a la final ni en Juegos Olímpicos (2004 y 2008), ni en campeonatos del mundo (2003, 2005, 2007 y 2009), ni en campeonatos de Europa (2002 y 2006).

Los sevillanos Luis Alberto Marco y Kevin López y el balear David Bustos, el trío más joven que ha representado jamás a España en 800 metros en alta competición, se clasificaron para las semifinales.

En el apartado negativo estuvieron Naroa Agirre y Anna Pinero, eliminadas en pértiga con 4,25 y 4,15, respectivamente; Diego Cabello e Ignacio Sarmiento, que cayeron en primera ronda de 400 m. vallas; y Begoña Garrido y Marc Orozco, últimos en sus semifinales de 400.