Ferrer
Ferrer devuelve una bola. EFE

David Ferrer, octavo cabeza de serie, avanzó a la segunda ronda del torneo de tenis de Brisbane (Australia) al vencer, por 6-3 y 7-5, al australiano Bernard Tomic.

El jugador alicantino, que actualmente figura en el puesto número 21 del ránking tras una última temporada condicionada por sus problemas físicos, empleó 83 minutos para batir, por cuarta vez en su carrera, a Bernard Tomic.

Ese partido sirvió a David Ferrer para corregir una negativa racha de dos derrotas ante el joven tenista australiano, su verdugo en 2015 en los Masters 1000 de Indian Wells y de Shanghái.

Reforzado por esta victoria encarará el jugador de Jávea, de 34 años, su compromiso de segunda ronda ante el también australiano Jordan Thompson, quien figura en el cuadro principal gracias a una invitación de la organización.

En su estreno, Thompson venció, por 6-3 y 6-2, al sueco Elias Ymer, quien igualmente dispuso de una 'wildcard'.

El turno matinal resultó victorioso para el francés Nicolas Mahut y para el británico Kyle Edmund, quienes se aseguraron la posibilidad de competir por un puesto en cuartos de final.

Por su parte, Garbiñe Muguruza, cuarta cabeza de serie, accedió este lunes a la segunda ronda al vencer, por 7-5, 6-7 (2) y 7-5, a la australiana Samantha Stosur.

En dos horas y 45 minutos resolvió su primer compromiso de 2017 la vigente campeona de Roland Garros, quien se reencontró con Stosur por primera vez desde las semifinales del Grand Slam parisino.

Si entonces Garbiñe Muguruza selló su superioridad en dos mangas (6-2 y 6-4), esta vez la jugadora de origen venezolano fue más exigida. Por 7-5 se impuso en la primera manga y con idéntico contador cerró el partido después de haber cedido el desempate que definió el segundo set.

Ese resultado sitúa a Garbiñe Muguruza en la segunda ronda.