España voleibol
El jugador cubano Robertlandy Aties Simon (d) bloquea el balón atacado por el español Jorge Fernández EFE

La selección española perdió contra Cuba por 3-1 en la tercera ronda del Mundial de Voleibol que se disputa en Italia y luchará por el noveno puesto a partir del próximo viernes.

Tras perder frente a Bulgaria, el combinado español estaba obligado a ganar para seguir teniendo opciones de entrar entre los cuatro mejores, pero finalmente la experiencia de Cuba se impuso a la voluntad de los pupilos de Julio Velasco en un partido que se resolvió en una hora y 38 minutos con parciales de 25-22, 15-25, 25-22, 25-22.

Ambos equipos ya se habían enfrentado en este Mundial en la primera ronda llegando hasta el 'tie break'

Ambos equipos ya se habían enfrentado en este Mundial en la primera ronda llegando hasta el 'tie break' y, como ya sucediera entonces, España volvió a poner en dificultades a los cubanos.

Después de un inicio igualado y con ambos equipos con un set a favor, la fortaleza en los bloqueos de Cuba y un poderoso ataque guiado por el capitán Robertlandy Simon, que sumó 22 puntos, definieron el partido.

Este resultado deja a la selección española como tercera del grupo Q, por lo que disputará las semifinales por los puestos del noveno al duodécimo a partir del próximo viernes en Florencia.

Resto de selecciones

Tampoco estará en semifinales Argentina, que tendrá que conformarse con luchar por el quinto puesto después de que hoy Serbia ganara a Rusia por 1-3 (26-28, 25-16, 21-25, 25-27) en una hora y 42 minutos.

De esta manera, los serbios lideran el grupo P con dos victorias, mientras que argentinos y rusos se enfrentarán mañana a las 17.00 horas (15.00 horas GMT) para definir quienes serán segundo y tercero en el grupo, respectivamente.

El vencedor de este partido luchará por el quinto puesto desde el próximo viernes en Módena, mientras que quien pierda optará al noveno puesto en Florencia frente a España.

Más fácil lo tiene Cuba que, tras la victoria contra los españoles, depende de sí misma para estar entre los cuatro primeros.

Para ello tendrá que ganar mañana a Bulgaria a las 21.00 horas (19.00 horas GMT).

También cayó la República Checa frente a Alemania por 3-0 (25-23, 25-18, 25-13) en una hora y ocho minutos.

En el último partido de la jornada, la anfitriona Italia se impuso a Estados Unidos

Los checos estaban obligados a ganar para mantener opciones de luchar por las medallas, tras perder ayer contra Brasil y, con este resultado, quedan relegados a la última posición del grupo R a la espera de que jueguen mañana Brasil y Alemania a las 17.00 horas (15.00 horas GMT).

Ambos equipos se juegan en este partido todas sus opciones de acceder a semifinales, ya que están empatados a puntos tras haber disputado un encuentro cada uno.

A pesar de que Brasil sufrió más que Alemania para ganar a los checos, el equipo entrenado por Bernardo Rezende, primera en el ránking de la FIVB, llegó a este campeonato como una de las favoritas después de haberlo ganado casi todo en los últimos años.

En el último partido de la jornada, la anfitriona Italia se impuso a Estados Unidos en una hora y 56 minutos por 1-3 (25-14, 23-25, 26-28, 22-25) en un choque que comenzó igualado pero en el que Italia tomó la ventaja a partir del tercer set.

La 'azzurra' no debería tener problemas para sellar su pase a semifinales mañana contra Francia en el último partido del grupo O a las 21.00 horas (19.00 horas GMT).