Jaime Fernández
Jaime Fernández lleva el balón en el España-Ucrania clasificatorio para el Mundial de China. EFE

La selección española de las ventanas FIBA cumplió con el objetivo de clasificarse para el Mundial de China de 2019. Sergio Scariolo y los jugadores que no disputan ni Euroliga ni están en la NBA lograron imponerse, no sin sufrimiento a Ucrania por un ajustadísimo 72-68 que no se resolvió hasta que restaba poco más de 3 segundos.

España acabó sufriendo más de lo previsto en la segunda mitad, y en especial en el último cuarto. Tras superar a Ucrania al descanso con relativo control, sin escaparse pero sin sentir presión, gracias a la aportación de Jaime Fernández (13 puntos al descanso, 17 al final del partido), pronto el 39-31 se diluyó. De hecho, la mañana segunda parte de los de Scariolo casi cuesta el billete a China.

El contundente arranque de los de Murzin fue letal, hasta el punto de que le endosaron un contundente 0-8 de parcial para ponerse dos abajo a falta de siete minutos. Llegaron a igualar, 60-60, con un Scariolo desesperado con los árbitros, a los que protestó con vehemencia al considerar que estaban siendo demasiado permisivos. Sin embargo, poco a poco se recompusieron los españoles, hasta que un triple de Pablo Aguilar devolvió la ventaja hasta el 70-62 que nunca llegaron a remontar.

No obstante, un triple que intentó Lypovyy y que se fue fuera acabó con una falta a Nacho Llovet a falta de 3 segundos. No falló y puso el 72-68 final, con lo que no habrá que esperar para confirmar el pase a China 2019 a la siguiente ventana de febrero.