Gerard Piqué con la selección
Gerard Piqué celebra su gol ante Turquía con sus compañeros de la selección española.

Mal partido pero objetivo conseguido. La selección española jugó el posiblemente haya sido el peor partido de la ´era Del Bosque´, pero cumplió con su cometido al lograr la victoria. Ya roza la primera plaza del Grupo 5 y, por consiguiente, el billete para el Mundial de Sudáfrica.

El público español se ha acostumbrado al caviar, al fútbol de altos quilates, al los toque sin fin y al preciosismo, y una victoria con mal juego ya nos sabe mal. Turquía demostró porque llegó a las semifinales de la última Eurocopa en una primera parte en la que hizo pensar que podría acabar la racha de nueve victorias seguidas de la selección española (que ya son diez).

Los turcos pudieron dar la sorpresa y merecieron el gol en un gran inicio de partido

 

España salió dormida al terreno de juego. Con dos mediocentros defensivos (Senna y Xabi Alonso) y dos delanteros (Torres y Villa), la selección se vio desbordada por los turcos y sólo dos grandes paradas de Casillas a tiros de Nihat y Senturk evitaron que los otomanos se pusieran por delante en el marcador.

Los de Del Bosque estaban totalmente atascados. La presión turca en el mediocampo resultaba asfixiante para la ´roja´ y las ocasiones brillaron por su ausencia en una primera parte para olvidar. Únicamente un chut de Fernando Torres en el minuto 42 al que respondió bien Demirel, a eso se redujo el bagaje ofensivo de la selección. 

Tras el descanso, España puso algo más de intención pero sin crear excesivo peligro. Sólo una acción individual parecía que podría cambiar el signo de un partido que tenía toda la pinta de acabar en empate sin goles. 

Pero la selección está en un momento de confianza y cuando eso pasa, la suerte suele estar de cara. Un balón colgado por Xavi rebotaba en Sergio Ramos y caía a los pies de Gerard Piqué, que no tuvo más que empujar el balón. 

En ese momento, minuto 60, ya se vio que el partido estaba acabado. Turquía, que había presionado de manera asfixiante, no tenía fuerzas para más, mientras que los españoles sabían que no era su día y que la victoria ponía a España con pie y medio en el Mundial de Sudáfrica.

Pique se estreno como goleador con un tanto que casi da la clasificación mundialista

 

Mediocre partido de ´la roja´ pero con lectura positiva: victoria y demostración de que por muy bien que se juegue hay muchas selecciones capaces de plantar cara al combinado de Del Bosque.

- Ficha técnica:

1 - España:
Iker Casillas; Sergio Ramos, Albiol, Piqué, Capdevila; Cazorla (Silva, m.78), Xabi Alonso, Senna, Xavi; Villa (Mata, m.63) y Torres (Fernando Llorente, m.87).

0 - Turquía: Volkan Demirel; Gokhan Gonul, Emre Asik, Balta, Ibrahim Uzulmez; Tuncay Sanli, Mehmet Aurelio, Emre Belozoglu (Sabri, m.84), Arda Turan (Gokan Unal, m.78); Nihat y Semih Senturk (Ayhan Akman, m.57).

Gol: 1-0, M.60: Xavi saca una falta en la esquina del área, Ramos remata mal y Piqué, muy atento, marca pese al intento desesperado de Volkan Demirel.

Árbitro:
Massimo Busacca (SUI). Sin amonestados.

Incidencias: Partido del grupo 5 de la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 75.000 espectadores, de ellos unos 2.000 turcos. Asistieron, entre otras personalidades, los Príncipes de Asturias.