David Villa
David Villa celebra su segundo gol contra Rusia. (Efe)
Irreprochable esta vez el trabajo de la selección española en su debut. Con sistema 4-4-2 España no sólo controló, sino que tuvo el gol que tanto pidieron los aficionados tras los amistosos preparatorios. España estuvo entonada y Villa se puso los galones de máximo goleador de la Eurocopa. También ha sido la mayor goleada hasta ahora en el torneo.

Los españoles salieron fuertes, dominando el balón ante una Rusia echada atrás. Xavi y Torres rondaron el área en los primeros compases y David Villa estuvo a punto de tener la primera oportunidad de rematar, pero la zaga rusa se mostraba expeditiva.

Rusia apenas inquietaba, el hombre más peligroso, Pavlyuchenko, estaba bien cubierto por Sergio Ramos y Puyol. El primer objetivo de Aragonés, control del balón, estaba cumplido. Ahora había que crear ocasiones de gol.

Silva disparó de lejos, primer aviso a los 15 minutos. Los rusos corrían para buscar el contragolpe y Semshov llegó a tirar a puerta poco después. España seguía tocando y cada vez éramos más peligrosos. Villa lo volvía a intentar.

Torres dio el primer tanto a Villa

Torres dio el primer gol a Villa tras un buen desmarque
El gol llegó en el minuto 20 y revolucionó el partido. Capdevila dio un pase en profundidad a Torres, que se metió por la izquierda del área superando a la defensa rusa, y aguantó lo suficiente. Pase hacia la frontal del área para que Villa, muy atento, introdujese el balón en la portería. La primera gran ocasión se cuajó. España empezaba a gustarse.

No obstante, Rusia estuvo a punto de empatar con un disparo al palo, pero fue sólo un susto. España se sabía superior y empezó a moverla más, los rusos tenían que subir sus líneas y eso beneficiaba a Torres, quien tuvo en sus pies algún balón más antes de acabar la primera parte. Villa y Silva también iban de lado a lado, la selección había subido las marchas.

En cuanto Rusia tuvo que jugar a marcar, los de Aragonés demostraron que eran mejores, incluso secando algunas embestidas de los de Hiddink, a los que les faltaba orden e ideas. Cuando tuvieron que recular y aguantar el balón, los de Luis supieron hacerlo.

2-0 de Villa antes del descanso

Y Villa puso la puntilla en otra jugada rápida. El pase perfecto de Iniesta, por la derecha hacia el área y al borde del fuera de juego. Villa lo recogió con maestría y no perdonó con un derechazo. Otro tanto maravilloso del matador asturiano en el minuto 45.

Sólo faltaba manejar la segunda parte y seguir igual. Pero Rusia incrementó la presión y a España le costaba zafarse por momentos. Aún así, los de Hiddink seguían echando en falta a sus goleadores ausentes, Arshavin y Pogrebnyak.

En uno de los arreones de España, Silva equilibró las ocasiones. Disparó dos veces en dos jugadas rápidas, la primera puso en aprietos al meta ruso. La selección dejaba claro que podía seguir mordiendo, pero el partido había bajado el ritmo y el mando había pasado a los rusos, que sólo intimidaban con algún disparo lejano. No había miedo, pero habíamos reculado.

El más activo era Silva, ansioso por marcar su gol. Aragonés empezó a hacer cambios pronto, dio descanso a Torres y sacó a Cesc, con las ganas de un líder, y cambió a Iniesta por Cazorla. El sistema cambió al 4-1-4-1 más conservador, se buscanban las jugadas rápidas y en una de ellas Villa tuvo en sus botas el tercer gol. Sergio Ramos le dio un buen pase que estuvo a punto de poder rematar.

Cada llegada de España doblaba en peligrosidad a las rusas, cada jugador que disponía de un buen disparo, lo intentaba. En el minuto 76 llegó el tercero, Villa recogió algo escorado un buen pase cerca del área y no se lo pensó. Un quiebro buenísimo y otro chutazo. 'Hat-trick' para llevar, por ahora, el galardón de máximo goleador de la Eurocopa. Podolski, de Alemania, lleva dos tantos.

El único pero a la selección fue algo de relajación al final del encuentro. Cazorla cubrió mal a Pavlyuchenko en un balón alto y un remate de cabeza puso el 3-1 en los últimos minutos. El trabajo de los rusos bien mereció este tanto y, además, nos dio un bálsamo de humildad. Para evitar ilusiones prematuras como ante Ucrania en el Mundial, donde también hicimos cuatro goles.

Redondeó el resultado Cesc en otra jugada rápida. Recogió un rechace y remató de cabeza, su primer gol con España. Excelente partido de la selección donde demostró profesionalidad.

Ficha del partido:

4 - España: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta (Cazorla, m.63), Xavi, Silva (Xabi Alonso, m.77); Villa y Fernando Torres (Cesc, m.54).

1 - Rusia: Afinkeyev; Anyukov, Shirokov, Kolodin, Zhirkov; Sychev (Bystrov, m.46, Adamov, m.71)), Zirianov, Semak, Semchov (Torbinski, m.57), Bilyaletdinov; y Pavlyuchenko.

Goles: 1-0, m.20: Villa a placer tras pase de Torres. 2-0, m.44: Villa bate por bajo a Akinfeev tras una asistencia al hueco de Iniesta. 3-0, m.75: Villa con la derecha. 3-1, m.86: Pavlyuchenko de cabeza. 4-1, m.90: Cesc de cabeza a placer.

Árbitro: Konrad Plautz (AUT). No mostró ninguna cartulina.

Incidencias: primer partido del Grupo D de la Eurocopa 2008, disputado en el estadio Tivoli Neu, ante la presencia de 28.000 espectadores, la mitad españoles. Presidieron el encuentro los Príncipes de Asturias. Junto a ellos estuvieron en el palco de honor Boris Gryzlov, presidente del Congreso de Rusia, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, Jaime Lissavetzki, Secretario de Estado para el Deporte, Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico español, Ángel Villar, presidente de la RFEF, junto a los presidentes de Real Madrid, Atlético de Madrid, Valencia, Villarreal y Racing de Santander.