Selección española femenina
La selección española femenina celebra uno de sus goles ante la República Checa. EFE

La selección española femenina de fútbol puede sentirse satisfecha por su actuación en esta ronda de partidos clasificatorios. Tras la contundente victoria sobre Azerbaiyán, una primera parte memorable les permitió quitarse de encima a las checas. España ganó 1-5 y pudieron ser más.

La lluvia en Praga no privó a las españolas de mordiente y desde el principio plantearon el partido como una versión mejorada del visto en Riazor. Si en aquel hubo muchas más ocasiones que goles, esta vez la eficiencia fue mayor. En parte fue gracias a que en el minuto 6 ya iban ganando 0-1, con un gol en propia puerta de Sedláčková que entró a cabecear ante la llegada de Patri Guijarro.

Ese despiste no fue un fallo sin prever de las checas, sino que se vieron superadas. A los cinco minutos recibieron otro tanto, obra de Mariona Caldentey, para que apenas diez minutos después Aitana Bonmatí se sacara un memorable regate en el área pequeña que tumbó a la portera checa para hacer el 0-3. Nada más cruzar la media hora de partido, Irene Paredes recibió un balón en la frontal y con un certero disparo directo a la escuadra puso el 0-4.

Semejante meneo a las checas hizo a las de Vilda rebajar la velocidad, lo que propició que el balón llegase más a las checas. No obstante, la presión sin balón y tras pérdida (una de las señas de identidad de este equipo) se intensificó, lo que propició que el balón no saliese del área local en toda la segunda mitad.

Jenni Hermoso se hizo con las riendas del ataque, pero tras intentarlo varias veces, un brillante balón largo de Alexia Putellas permitió a la ariete española completar la goleada por 0-5. La capitana Vonkova, en el 88, aprovechó una de sus pocas ocasiones para batir, en dos tiempos, a Sandra Paños en el que ha sido su primer y único gol concedido en esta fase de clasificación.

España se va de esta concentración con marcador de 9 goles a favor y 1 en contra para España en sus dos primeros partidos clasificatorios para la Euro 2021. El próximo compromiso será el 12 de noviembre, ante Polonia. El objetivo será mantener el primer puesto del grupo de clasificación, que comandan con los 6 puntos obtenidos en esta ronda.