La selección española de baloncesto femenino sufrió ayer un duro revés al perder en la segunda jornada del torneo ante Argentina (64-77), que vengó la afrenta del equipo masculino en semifinales de Japón ante Gasol y compañía. El equipo de Domingo Díaz comenzó con ventajas, pero las argentinas no tardaron en nivelar el marcador. En el último cuarto, la lesión de Amaya Valdemoro terminó de desnivelar la contienda. Pese a la derrota, España mantiene sus opciones intactas, pues se clasifican tres equipos por grupo y la inferioridad de Corea es manifiesta. Mañana, las españolas jugarán su último partido de la primera fase, ante Brasil, la anfitriona.