Bádminton
El momento del saque en un partido de bádminton. EFE

La Federación Española de Bádminton (FESBA) informó este martes en un comunicado de que los representantes de Carolina Marín participaron en la confección de la normativa sobre los derechos de imagen de los equipos nacionales, lo que "se valoró como garante de los derechos de los deportistas". Tras la negativa de los jugadores a ceder sus derechos de imagen y la consiguiente cancelación de la participación del equipo español en el Campeonato de Europa por Equipos Mixtos, que se disputará en Bélgica, la federación informó de que la presencia de representantes de la onubense en la reunión mantenida en diciembre fue entendida como "objetiva y garante de los derechos de los deportistas".

su presencia "se valoró como objetiva y garante de los derechos de los deportistas

"En la confección de la citada normativa participaron, entre otros agentes, los representantes de la actual campeona del mundo, como una de las máximas interesadas, en reunión mantenida el día 30 de diciembre en el Consejo Superior de Deportes en presencia de su presidente D. Miguel Cardenal Carro", informó este martes la federación que preside David Cabello. El comunicado añade que su presencia "se valoró como objetiva y garante de los derechos de los deportistas, así como se recalcó la oportunidad que ofertaba a los mismos de cara a recibir un retorno económico a través de la participación como parte de los equipos nacionales en aquellos torneos en los que FESBA convoca y sufraga íntegramente la participación".

Hasta el pasado 11 de enero, la Federación y los jugadores no tenían un acuerdo firmado respecto a los derechos, que ahora incluye tanto las competiciones en las que participan como representantes de España como en las que compiten de forma individual, si es la Federación la que los inscribe. En este último punto radica el malestar de los jugadores. La normativa, defiende la Federación, fue aprobada el pasado 11 de enero "una vez consensuada por los diferentes agentes consultados en la materia sobre la que trata" y presentada ante la Junta Directiva-Comisión Delegada, que cuenta con "la representación de todos los estamentos del bádminton español, entre los cuales también se incluyen dos representantes de los deportistas".

Coincidiendo con la disputa entre los días 11 y 15 de febrero en la ciudad belga de Lovaina del Europeo por Equipos Mixtos -la primera participación oficial de los equipos nacionales desde su entrada en vigor- la Federación Española de Bádminton trató de "velar por el cumplimiento" de la nueva normativa. Los doce jugadores convocados -cuatro titulares y ocho suplentes- rechazaron, sin embargo, ceder sus derechos de imagen, lo que precipitó la convocatoria de una reunión con los jugadores el pasado viernes, día 6. El organismo presidido por Cabello asegura que ese día "se les brindó a los deportistas la oportunidad de que explicaran en qué aspectos de la normativa no estaban de acuerdo".

"En el transcurso de la misma ninguno de los mismos hicieron referencia a estar en desacuerdo con el texto en sí", señala el comunicado. Solo uno de los deportistas, según la FESBA, denunció "las formas o procedimiento" utilizados para trasladarles el requerimiento de cesión de sus derechos de imagen, que se hizo a través de un correo electrónico, según ha podido saber EFE, "aludiendo a la celeridad que exige el próximo campeonato". "Otro de los deportistas manifestó que no puede decir en qué no está de acuerdo pues necesita más tiempo para leerlo con detenimiento", informó la FESBA.

Asimismo, destaca que en los últimos cuatro días, y a pesar de que la federación les emplazó a "comunicar los puntos en desacuerdo", ninguno de los doce jugadores convocados habría trasladado respuesta alguna a la entidad. La confección de la normativa sobre los derechos de imagen de los equipos nacionales responde al deseo de la Federación Española de Bádminton de disponer "de las garantías suficientes para con los potenciales patrocinadores, estableciéndose los criterios para la asignación, reparto y distribución de esos posibles patrocinios".

Una parte de estos recursos se asignan a los deportistas; otra parte se invierte en su propia preparación, mientras que la restante "se repartiría entre los distintos proyectos de alta competición en los cuales se encontrarían como beneficiarios el resto de deportistas que no se benefician directamente de esos patrocinios", resalta el comunicado. Para tratar de encontrar una solución a este conflicto, los jugadores se reunirán este viernes con FESBA, CSD y Asociación de Deportistas en la sede del Consejo.