España pone de acuerdo a todos: es la mejor selección del mundo tras ganar a Alemania

Los jugadores de España celebran el pase a la final del Mundial.
Los jugadores de España celebran el pase a la final del Mundial.
EFE

Si los resultados en el fútbol sólo dependieran de lo bien o mal que juega un equipo, España ya sería, aún sin jugar la final, la campeona del mundo de selecciones.

Pero en esto del deporte rey entran en juego muchos factores, por lo que no se puede cantar victoria antes de tiempo.

Pero volviendo a la esencia del fútbol, que no deja de ser un arte si se hace bien, el juego preciosista de los pupilos de Del Bosque ha dado la vuelta al mundo. Prensa y personalidades ilustres ligadas al mundo del fútbol se rinden ante los nuestros asombrados de las múltiples variantes que muestra 'la roja'.

Una terna de jugadores que se fraguó en la Eurocopa de 2008 y que ha explotado definitivamente en este Mundial. A los Xavi, Iniesta, Ramos, Villa... se han sumado con acierto los Pedrito, Llorente, Piqué, Silva y compañía. España es tan buena porque no falla en ninguna de sus líneas.

En la portería, el 'santo'. Iker Casillas comenzó titubeante el Mundial, pero ha vuelto a demostrar que está entre los 3 mejores porteros del mundo.

En la defensa, Ramos se encuentra en su mejor momento, acompañado de un más que correcto Capdevila. Piqué es el amo de la zaga y Puyol hasta marca goles.

En el centro de campo, los locos bajitos. Xavi e Iniesta marcan el ritmo al compás de un, cada vez mejor, Xabi Alonso. Busquets ha dado el salto de calidad definitivo para considerarle uno de los mejores mediocentros del mundo. Y da igual que salgan junto a ellos Pedrito, Navas, Silva o Cesc, porque cada uno ha aportado en un momento dado todo el fútbol que les ha llevado hasta Sudáfrica.

Y en la delantera, pese al divorcio de Torres con el gol, Villa no siente miedo y está a un paso de ser 'pichichi' de este Mundial. Por cierto, el 'guaje' acapara portadas de todos los diarios mundiales. El ya delantero del Barça es la sensación del Mundial, muy por encima de Messi o Ronaldo. Ha dado ese salto de calidad que le equipara a grandes personalidades del deporte español, como Nadal o Alonso.

Por todo ello, por jugadores, por juego, por las variantes, por el acierto de Del Bosque, la selección se ve, por primera vez en su historia, en una final del Mundial. Y la cosa no queda ahí: es la gran favorita. Lo que hace un mes era un sueño, el domingo puede hacerse una realidad. Y de no ser así, España dará -de nuevo- una clase magistral de lo que es este deporte llamado fútbol.

Tiembla, Holanda. Aquí está 'la roja'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento