Infantino, Sánchez y Rubiales
Pedro Sánchez en una visita a La Moncloa de Gianni Infantino y Luis Rubiales. RFEF

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de visita oficial a Marruecos, ha ofrecido al país norteafricano la posibilidad de presentar una candidatura conjunta con España y Portugal para organizar el Mundial de fútbol de 2030.

Sánchez se ha reunido este lunes en Rabat con el primer ministro marroquí, Saadedín Al Othmani, y el rey Mohamed VI, y uno de los temas que ha salido es que ambos países alberguen, con Portugal, el próximo Mundial que aún no tiene sede designada, el del año 2030.

El pasado mes de septiembre, cuando Infantino, presidente de la FIFA, visitó España y se reunió con Luis Rubiales, su homólogo de la RFEF, ambos trasladaron a Pedro Sánchez la idea de organizar un Mundial bien en solitario, como en 1982, bien de manera conjunta con Portugal y Marruecos.

No sería la primera vez que varios países organizan un Campeonato del Mundo de fútbol, pues ello ya se ha dado en 2002 (Corea y Japón) y pasará también en 2026 (Estados Unidos, México y Canadá), pero si sería la primera ocasión en la que países de distintos continentes (Europa y África) lo hicieran.

Marruecos, receptivo

En una breve comparecencia tras la audiencia con Mohamed VI, Pedro Sánchez dijo que le vio "muy receptivo" a esa idea. Para él, aparte de la gran afición al fútbol en los tres países, el potencial de esa candidatura es que por vez primera se celebraría el Mundial en dos continentes.

"Vamos a trabajar los tres países en la presentación de esa hipotética candidatura, que creo que sería muy competitiva y que a nosotros nos hace muchísima ilusión", añadió.