España doblegó a Francia por un claro 3-0 (25-22, 25-23 y 25-22) y se clasificó como primera de grupo para la segunda fase del Campeonato de Europa de Voleibol, en San Petersburgo (Rusia), gracias a su sólido juego defensivo y a la brillantez de todos sus jugadores. Le costó a España entrar en el partido. Las dos selecciones se tenían mucho respeto y sabían que estaba en juego el primer puesto del grupo y pasar con el casillero de derrotas sin estrenar.

Las alternativas se sucedieron set tras set, pero en todos ellos España supo sacar un punto más de calidad, que le permite pasar a la siguiente fase sin ninguna derrota.