España baloncesto
El pivot español Marc Gasol (c) tira a canasta ante el jugador lituano Darius Songalia (d), durante el partido preparatorio para el Eurobasquet (Efe) EFE

España, gran favorito al oro en el próximo EuroBasket, repitió triunfo ante Lituania cuatro días después de superar a la selección báltica por veinte puntos en Gijón, sin notar la ausencia de Jorge Garbajosa, sin acusar la escasa presencia de Pau Gasol en ataque hasta el final y con una demostración de calidad y autoridad de Juan Carlos Navarro y José Manuel Calderón.

Los ex soviéticos se quedaron sin argumentos a partir del descanso. El ritmo impuesto por España sacó de la pista al equipo de Ramunas Batautas, que en el último cuarto encajó un parcial de 19-0 para tocar fondo (95-65) y sobrevivió como pudo con cinco puntos desde el minuto treinta hasta que faltaban dos para el final.

Objetivos cumplidos 

La selección cumplió con los objetivos que perseguía en Orense pese a la dificultad de enfrentarse a un rival al que, el pasado jueves, endosó veinte puntos de diferencia. Ante cualquier equipo eso es una complicación añadida, pero si se trata de Lituania, una de las potencias baloncestísticas europeas, los problemas se multiplican.

España no pierde un solo partido desde que Francia le arrebató la medalla de bronce en el Europeo 2005, en Belgrado

Pero España no pierde un solo partido desde que Francia le arrebató la medalla de bronce en el Europeo 2005, en Belgrado. Es más, lo que transmite es confianza. Los campeones del mundo son jóvenes, muy jóvenes en algunos casos, sin embargo conforman un bloque sólido.

A Lituania, desde luego, se le hizo inabordable en el Pazo Paco Paz. En primer lugar, porque los hombres de José Vicente Hernández juegan de memoría. Son un equipo hecho, maduro, acoplado, que sólo necesita afinarse. En segundo término, porque José Manuel Calderón dirigió un primer cuarto fantástico en el que, aparte de borrar del mapa a Sarunas Jasikevicius, contó con un Juan Carlos Navarro infalible -llegó al descanso con doce puntos y un solo tiro errado- y con la habilidad de los hombres interiores para compartir el balón.

La circulación de balón de España retardó a los lituanos desde el principio a pesar del gran trabajo de los postes bálticos en el rebote ofensivo. Aún con las posesiones cedidas debajo del aro, España hizo lo que le interesaba.

Ensayó múltiples defensas, corroboró que el engranaje funciona cada día mejor y soportó un 0-9 al final del segundo corte (34-32 m.18) que rectificó sin esfuerzo aparente para irse al vestuario con un cómodo margen (43-39) y los deberes tácticos y de preparación saldados con nota.

A la vuelta del descanso ya no hubo partido. La selección anotó 32 puntos en el parcial del tercer periodo, disfrutó de Navarro y Calderón en plan estelar y corroboró que puede soñar con el oro en el Europeo por méritos propios.

- Ficha técnica:

97 - España (22+21+32+22): Calderón (18), Navarro (22), Jiménez (5), Pau Gasol (11), Reyes (11) -cinco inicial-, Fernández (9), Sergio Rodríguez (5), Berni Rodríguez (8), Marc Gasol (1), Mumbrú (5), Trias (2) y Cabezas (-).

74 - Lituania (13+26+21+13): Jasikevicius (6), Javtokas (9), Siskauskas (14), Slanina (5), Kryzstof Lavrinovic (12) -cinco inicial-, Kaukenas (2), Gustas (3), Darjusz Lavrinovic (5), Songaila (6), Kleiza (12) y Jankunas (-).

Arbitros: Pérez Pérez, Cortés y Rial. Excluyeron por personales a Darjusz Lavrinovic (m.37) y Songaila (m.38). Señalaron técnica al banquillo lituano (m.7) y a Kleiza (m.30), en ambos casos por protestar.

Incidencias: encuentro amistoso de preparación para el Europeo 2007 disputado en el Pazo Paco Paz ante unos 5.000 espectadores.