España supera a Italia con polémica (3-2) y jugará la final del Mundial de fútbol sala

  • España marcó en el último segundo de la prórroga.
  • Italia reclamó que ya se había cumplido el tiempo.
  • Brasil será el último escollo en la final del domingo.
  • Estadísticas del partido.
Javi Rodríguez intenta disparar ante la presión del italiano Foglia.
Javi Rodríguez intenta disparar ante la presión del italiano Foglia.
AGENCIAS

Un autogol de Adriano Foglia en la última décima de la prórroga, tras rebotarle involuntariamente en la pierna un balón que España había estrellado en el palo, le permitió a la selección española vencer por 3-2 a Italia y clasificarse a su cuarta final consecutiva de un Mundial de fútbol sala.

Tal y como se esperaba, la reedición de la última final del Mundial de 2004 fue muy igualada y emocionante, y, tras el tercer gol español, el partido estuvo 15 minutos parado ante las reclamaciones italianas de que había sido fuera de tiempo.

Tras marcharse de la pista para analizar la jugada, los árbitros regresaron transcurrido un cuarto de hora para dar por bueno el autogol ante la indignación de toda la delegación italiana y para pitar otro último segundo del partido.

Con la victoria, el equipo que dirige José Venancio López tendrá, el domingo, ante la anfitriona Brasil, la posibilidad de lograr su tercer cetro consecutivo e igualar la marca que hasta ahora sólo tiene la selección brasileña, ganadora de los tres primeros Mundiales (1989, 1992 y 1996).

El gol de Fernandao no bastó

El choque fue muy igualado. España llevó en los primeros minutos el control del partido, aunque poco a poco los transalpinos estiraron líneas y le robaron la posesión del balón a "la roja", pero los vigentes campeones del mundo y de Europa se adelantaron en el marcador, obra de Daniel. Luego, España se replegó ante una Italia que llevó el peso del partido, pero que no conseguía crear peligro al marco de Luis Amado.

Foglia recortó distancias en la segunda parte, tras superar la salida de Luis Amado. La igualdad en la pista se reflejó en el marcador, que llegó a los cuarenta minutos de partido con empate a uno y con una España que tuvo que aguantar los últimos minutos los ataques italianos con cinco faltas cometidas.

En las dos partes de cinco minutos que duró el tiempo extra, la igualdad y el miedo a encajar un gol siguió presente en ambos conjuntos. Marcaría Fernandao para España, pero minutos más tarde Grana haría el 2-2.

Sin embargo, en la última jugada de partido, Kike avanzó por la derecha y terminó estrellando un balón en el poste derecho de la portería de Feller. Foglia, que venía desde atrás en carrera para frenar el ataque español, vio como involuntariamente el balón le tocaba en su pierna y terminaba al fondo de la red, ya con el tiempo cumplido. Los italianos protestaron airadamente y el partido estuvo parado, pero ganó España.

Ficha técnica

3 - España: Luis Amado; Torras, Javi Rodríguez, Kike, Marcelo -equipo inicial-; Ortiz, Javi Eseverri, Fernandao (1), Álvaro Borja y Daniel (1). Seleccionador: José Venancio López.

2 - Italia: Feller; Pellegrini, Assis, Fabiano, Morgado -equipo inicial-; Grana (1), Jubanski, Bertoni, Foglia (1) Zanetti y Nora. Seleccionador: Alessando Nuccorini.

Goles: 1-0, m.5: Daniel. 1-1, m.17: Foglia. 2-1, m.45: Fernandao. 2-2, m.49: Grana. 3-2, m.50: Foglia (propia puerta).

Árbitro: Antonio Álvarez (Cuba), acompañado de Elix Peralta (Panamá) y Nurdin Bukuev (Kirguizistán). Enseñó la cartulina amarilla a Kike (m.18) y Javi Rodríguez (m.49).

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales del Mundial de Fútbol Sala disputado en el Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro, ante unos 4.000 espectadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento