Laia Sanz
La piloto española Laia Sanz. EFE

España va sobre ruedas. Al menos, la españa deportiva, la del motor. Últimamente, no hay un título o puesto de honor que no lleve el nombre de un piloto patrio.

Toni Bou el es último ejemplo de una larga lista. Con solo 27 años, el catalán acaba de lograr su octavo título consecutivo en el Mundial de trial en pista cubierta al imponerse en la penúltima prueba del campeonato, en Milán. Además de sus ocho títulos mundiales en pista cubierta, Bou tiene otros siete, también consecutivos, en el Mundial al aire libre, lo que le convierte en el piloto más laureado del mundo en esta especialidad motociclista.

Antes, el pasado enero, doblete en este Dakar. Nani Roma, en coches, y Marc Coma, en motos, lograron el triunfo final de la prueba que se disputa en Sudamérica.

Echando la mirada un poco más atrás, un fructífero 2013 colocó a España en la cima de los deportes de motor, donde sonaron con fuerza otros nombres que también rompieron registros mundiales. Los chicos de las motos con Marc Márquez a la cabeza, el meritorio trabajo de Fernando Alonso o, incluso, el trial con Toni Bou y Laia Sanz son también protagonistas.

Volviendo a este 2014, donde la actualidad del motor la marca el inicio del Mundial de Motociclismo el próximo fin de semana en Catar, Márquez volvió a demostrar en los primeros test de pretemporada en Sepang que volvió como se fue: a lo campeón.

  • Motocross 'Freestyle Xtreme': Dany Torres, campeón mundial en 2011, arranca fuerte este 2014. Aún convaleciente de la lesión de tobillo que sufrió en septiembre, ha levantado a los 38.000 espectadores presentes en la primera prueba del Red Bull X-Fighters 2014, disputada en la Plaza de Toros Monumental de México, con una gran actuación con la que ha subido al podio (tercero).

"No es casualidad"

Este chorreo de títulos que "no es fruto de la casualidad", aseguran a 20minutos Adrián Campos y Alberto Puig.

Puig, expiloto de motos y mánager de Dani Pedrosa, asegura que "las cosas se están haciendo muy bien. La planificación y el trabajo por parte de las federaciones y los patrocinadores, además de los propios circuitos y los campeonatos locales, es una de las claves", cree el catalán.

Otras pueden ser la "tradición" que hay en este país por los deportes de motor y "el clima español", que invita a los chavales desde pequeños a practicarlos.

Lo hacemos tan bien que otros países intentan imitar la forma de preparar a nuestra cantera de pilotos

Motivos más que suficientes para que, según Puig, se asegure el futuro de nuestro motociclismo. "Están saliendo y saldrán pilotos continuamente porque no se baja la guardia".

Algo que Adrián Campos, expiloto y directivo de F1, pone más en duda, al menos en el 'gran circo'. "Las siguientes generaciones a Alonso lo tienen más difícil. Las retransmisiones sin él no tendrían audiencia, algo que podría verse reflejado en la caída de patrocinadores, lo que afecta a la cantera de pilotos. Otro Alonso podría tardar muchos años en salir".

Pero, volviendo al brillante momento que vivie el motor en España, Campos señala como clave "el apoyo y las ayudas" que han tenido estos deportes durante estos años. Algo que "con la crisis están desapareciendo".

"Lo hacemos tan bien que otros países intentan imitar la forma de preparar a nuestra cantera de pilotos", cree Campos, que se explica: "India, Malasia... tratan de introducir campeonatos nacionales, como se hace en España, que es la mejor forma de que salgan nuevas figuras".

Otra clave del éxito, según Campos, es "la enorme y sólida infraestructura de gente y profesionales que trabajan tanto en el motociclismo como en el automovilismo. También el dinero que mueve el motosport en España, que es muy grande, y eso que hay falta de patrocinadores", se queja.

Descenso de licencias y clubes federados

Pese al triunfo arrollador de los pilotos y la gran cosecha de títulos, hay un dato que hace saltar la voz de alarma. El número de licencias y clubes federados ha descendido considerablemente en los últimos cinco años, según los datos del Consejo Superior de Deportes (CSD).

En automovilismo, de las 19.979 licencias que había en 2008, se ha pasado a 14.961 en 2012, último año del que se tienen datos. En cuanto a los clubes, bajan también: de 322 a 282 en cinco años. Es un descenso del 25% en las licencias y un 12,4% en clubes.

Los deportes de motor son muy caros

Algo más acusado es el descenso en el motociclismo. De 20.106 de 2008 a 14.187 en 2012. Los clubes federados también descienden: de 456 a 386. O lo que es lo mismo, las licencias han descendido un 29,4% mientras que el número de clubes lo ha hecho un 15,4%.

"Es culpa de la crisis", señalan desde la Real Federación Motociclista Española. "La licencia, impuesta por ley para tener un seguro y con renovación anual, es muy alta. No podemos hablar de una cifra exacta, ya que varía según el índice de siniestralidad, que estipula la cuantía de la licencia anual para cada deportista federado", indica la Federación.

Deportes "caros"

Hablamos, pues, del motociclismo y automovilismo, como unos deportes "muy caros". "Los deportes de alto riesgo, como estos dos, son caros. Mucho más que otros más populares, como el fútbol o el baloncesto".

Todo esto hace que la gente aficinada a estos deportes se eché para atrás. "Son caras las licencias y también los gastos que conlleva praticarlos. Un chaval se federa en fútbol y se compra su balón y sus botas y puede practicarlo; no ocurre así en el caso de las motos: pagas tu licencia pero debes acompañarte, además, de moto, mecánicos, repuestos... Algo inviable en la actualidad". Algo que, hace unos años, sí que lo era: "No ha descendido el número de participantes en las pruebas o campeonatos, a pesar de ese descenso de licencias, con lo que demuestra que, antes, la gente se apuntaba por apuntarse, sin tomárselo en serio. Ahora ocurre lo contrario, los chavales quieren llegar lejos", creen en la Federación.