España no puede con Dinamarca y peleará por el bronce en el Mundial de balonmano

  • El equipo de Valero Rivera sucumbió ante el talento de Hasen y Jacobsen (28-24).
  • Los daneses, mejores del campeonato, jugarán la final ante Francia.
  • España peleará por el bronce ante Suecia, la selección anfitriona.
Alberto Entrerríos intenta una acción ante los daneses Christiansen y Toft.
Alberto Entrerríos intenta una acción ante los daneses Christiansen y Toft.
REUTERS

España no será la mejor selección del planeta, ni la más fuerte, ni la mejor técnicamente, pero sí la más guerrera. Todo corazón. Y lo intentó demostrar una vez más ante la todopoderosa Dinamarca en las semifinales, pero 'la roja' se topó de bruces con la bestial calidad de Mikkel Hansen (9 goles) y el precoz talento del portero Landin Jacobsen, y tuvo que despedirse del sueño y del oro al que optarán Francia y el combinado danés.

No habrá segunda final mundialista y el bronce tocará pelearlo ahora ante Suecia, la anfitriona, que no pudo con el equipo galo (29-26).

El choque arrancó frenético, con los daneses volcados sobre la meta de Arpad Sterbik y moviendo el balón a una velocidad altísima. Incluso la fortuna les sonreía en los postes o en lanzamientos repelidos en bloqueos que acaban en gol. Y si a eso le sumas la eficacia de Christiansen, Lindberg y Hansen en ataque, el cometido parecía imposible.

Fueron casi 18 minutos de dureza, de fallos en la circulación y de muchas dudas. España, aturdida, ya sabía lo que era fallar dos lanzamientos desde los siete metros y acumulaba en el marcador una renta de 4 goles de desventaja. Su peor enemigo no era otro que Landin Jacobsen, portero, muro y señor de los daneses.

Entonces Valero Rivera cambió los papeles, situó a Raúl Entrerriós en el eje y supo dar un plus de intensidad a sus jugadores con mayor agresividad en la defensa y mejor puntería en el ataque. España endosó entonces un parcial de 0-4 de la mano de Ugalde, Roberto García y Alberto Entrerríos y fijó el empate a 10 tantos cuando restaban ocho minutos para el descanso.

Había llegado la hora de reiniciar el choque, de mantener la concentración, y España calmó su ansiedad. Supo jugar de igual a igual, Sterbik aparecía para dar seguridad bajo palos y Dinamarca ya no estaba tan cómoda. Había indecisión y el contragolpe parecía el arma decisiva para optar a un triunfo complejo (12-12).

No hubo escudo 'antiHansen'

Pero la reanudación no sentó bien a 'la roja', que empezó a sufrir más de la cuenta en defensa, en las acciones sobre el pivote danés y en los lanzamientos frontales de Hansen, que dio un recital de técnica, recursos y calidad. Ahí se distanció Dinamarca, ayudada por su grandísimo portero y por la falta de gol español durante los seis primeros minutos del segundo tiempo.

Rompió el gafe Gurbindo y España se puso el mono de trabajo para limar el desnivel entre ambas selecciones con un esfuerzo físico sobrehumano. Aún así Hansen parecía de otro mundo (minuto 40, 17-14). Entonces aparecieron Garabaya y Raúl Entrerríos en el enésimo arreón de casta y Cañellas lograba batir por fin a Landin desde los siete metros, (le metió cuatro consecutivos).

España soñaba situándose a un tanto (18-17, minuto 44), pero el portero del Silkeborg volvió a despertar (paró el quinto penalti a Cañellas) y Hansen, exjugador del Barcelona Borges, se contagió (23-21).

Pintaba mal, sí, pero había esperanza. Llegó entonces el empate a manos de Roca en inferioridad, a cinco minutos de la conclusión (23-23), y la tendencia parecía favorecer a España, pero una nueva exclusión de Viran Morros dinamitó las esperanzas. Los daneses remataron.

Ficha técnica:

28 - Dinamarca: Landin; Lindberg (6), Mads Christiansen (1), Spellerberg (1), Mikkel Hansen (9), Lars Christiansen (2, 1p) y Toft Hansen (2) -equipo inicial- Rasmussen (ps), Boesen (1), Lauge (-), Eggert (-), Knudsen (1), Noddesbo (-), Svan Hansen (-), Sondergaard (5) y Nielsen (-)

24 - España: Hombrados; Chema Rodríguez (1), Gurbindo (2), Morros (1), Roberto García (2), Alberto Entrerríos (3) y Juanín García (1) -equipo inicial- Sterbik (ps), Rocas (1), Maqueda (-), Raúl Entrerríos (3), Cañellas (6, 4p), Romero (1p), Ugalde (2), Garabaya (1) y Aguinagalde (-)

Marcador cada cinco minutos: 4-2, 6-4, 10-6, 10-7, 11-10 y 12-12 (Descanso) 15-12, 17-14, 18-17, 21-20, 23-23 y 28-24 (Final)

Árbitros: Horacek y Novotny (República Checa). Excluyeron por dos minutos a Knudsen (2) por Dinamarca; y a Roberto García (2) y Morros por España.

Incidencias: Segunda semifinal del Campeonato del Mundo de Suecia disputado en el Kristianstad Arena ante unos 4.000 espectadores.

Asistieron al encuentro el príncipe heredero de Dinamarca, Federico de Dinamarca, y el secretario de Estado para el Deporte español, Jaime Lissavetzky.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento