Javier Fernández
Javier Fernández, durante su programa corto en el Europeo de Minsk. EFE

Cuando aún no ha terminado de recoger los frutos de su brillante 2018, el deporte español ya está cosechando nuevos éxitos. Mientras esperamos los veredictos para saber si la karateka Sandra Sánchez, la halterófila Lydia Valentín o las ‘Red Sticks’ de hockey Gigi Oliva y María Ruiz son reconocidas como las mejores del mundo en sus especialidades, este fin de semana España ha celebrado tres logros históricos en Minsk, Aspen y Daytona, además de medallas en Tel Aviv, Doha o París.

Sandra Sánchez fue uno de los grandes exponentes del triunfo del deporte femenino español en 2018 y es fiel reflejo de este gran arranque de temporada. La campeona del mundo de kata cerró en Shanghai un año inolvidable con el oro en la prueba de la Premier League de Karate, en la que se impuso por cuarto año seguido, y estrenó 2019 en el Open de París con su 39º podio consecutivo.

A su medalla hubo que sumar otras dos platas: la del subcampeón del mundo Damián Quintero y la del equipo masculino de kata, formado por Pepe Carbonell, Sergio Galán y Fran Salazar. Optaban al oro, pero no pudieron competir en la final debido a la lesión de Carbonell

Casi al mismo tiempo, pero a 8.000 kilómetros de la capital francesa, otra deportista española rompía una nueva barrera. Junto a su tabla de snowboard, Queralt Castellet hizo historia en Aspen al conquistar la plata en la modalidad de superpipe de los X Games. La rider olímpica, primera española en alcanzar este hito, lo bordó en su primer intento y solo fue superada por Chloe Kim, campeona en los Juegos de Pyeongchang 2018 y gran dominadora de la disciplina.

Gesta sobre ruedas

El piloto Fernando Alonso, una vez fuera de la Fórmula 1, también fue protagonista  en Estados Unidos. Volvió a alcanzar cotas nunca vistas antes y añadió un nuevo trofeo a su palmarés: las 24 horas de Daytona.

De manera magistral, el asturiano puso su Cadillac líder en sus tres relevos y fue una pieza clave en el triunfo del equipo que formaba junto a Jordan Taylor, Kamui Kobayashi y Renge Ven der Zande. Alonso se convertía así en el primer campeón del mundo de Fórmula 1 en proclamarse campeón en Daytona y afronta un reto titánico: las 500 Millas de Indianápolis.

Un hito en atletismo

El atletismo nacional tiene el punto de mira fijado en los Europeos de pista cubierta de Glasgow y sigue acumulando credenciales. El subcampeón olímpico Orlando Ortega se impuso en los 60 metros vallas de las reuniones de Nantes y París -con la mejor marca europea del año- y los fondistas Adel Mechaal y Saúl Ordóñez rebajaron en Boston la mínima continental de 800 y 3.000 metros, respectivamente.

En Cardiff (Reino Unido), la combinera María Vicente estableció los récords sub-20 y sub-23 de decatlón, con una suma de 4.216 puntos.  A sus 17 años, la campeona de Europa sub-18 de heptatlón y triple salto ya ha logrado 42 plusmarcas y se confirma como uno de los talentos más prometedores del deporte español.

Camino a Tokio 2020

La esgrima y el judo también se hicieron un hueco en sus podios internacionales del fin de semana. La plata del tirador Yulen Pereira en el Grand Prix de Doha y el bronce del judoka Alberto Gaitero en Tel Aviv reflejan el potencial de una generación de jóvenes que se abren hueco hacia Tokio 2020.

Pereira, de 23 años, es una de las grandes promesas de la esgrima española y se abrió paso hasta la final del torneo catarí tras derrotar con autoridad a todos sus rivales, el número 2 del mundo incluido. No pudo poner la guinda a su brillante competición y cayó en la lucha por el oro ante el líder del ranking mundial. Por otra parte, Gaitero estampó el sello español en la primera prueba del circuito mundial, en la que participaban catorce judokas nacionales. Con un balance de cuatro victorias y una derrota -en semifinales- se aupó al podio en la categoría de -66kg.

El tenis no defrauda

Las primeras semanas de enero han sido tan intensas como emocionantes para el tenis nacional. Roberto Bautista firmó en Doha el primer triunfo español del año y mostró un gran estado de forma en el Open de Australia. En las pistas de Melbourne también brillaron Pablo Carreño y, especialmente el subcampeón, Rafa Nadal.

El balear llegó al primer Grand Slam del año sin haber competido desde noviembre y con novedades en su juego, pero no tardó en disipar cualquier duda sobre su estado físico, pues solo Djokovic pudo frenarle. El español se quedó a las puertas del título y demostró sobre la pista que será uno de los tenistas a tener en cuenta este curso. Además, dio una nueva lección de humildad y ambición tras su derrota: “Seguiré luchando y trabajando duro para ser mejor”.

Un revés en pleno despegue

A la volantista Carolina Marín le ha tocado vivir la cara amarga del deporte. Aunque es una de las deportistas que más han brillado en el arranque de 2019, alcanzando la final en los dos primeros Masters del año, una lesión en la lucha por el título en Indonesia y le obligó a retirarse entre lágrimas cuando vencía 10-4 a la india Saina Nehwal.

Las pruebas a las que se sometió a su regreso a España confirmaron los peores pronósticos: Carolina tiene roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y afronta una recuperación de varios meses, lo que pone en peligro su participación en el Mundial de Basilea que se disputa del 19 al 25 de agosto.

Tras conocer la noticia, la tricampeona del mundo declaró que "toca prepararse para la batalla más difícil, pero no tengo dudas de que volveré más fuerte". Este martes pasa por el quirófano y comenzará de inmediato con el trabajo de recuperación.

Broche de leyenda

Desde el Campeonato de Europa de Patinaje Artístico de Minsk llegó el éxito más sonado del deporte español en lo que llevamos de año. No solo porque Javier Fernández hizo historia al conquistar su séptimo título consecutivo, también porque supuso la despedida de 'Super Javi' del deporte de élite.

El doble campeón del mundo y bronce olímpico en Pyeongchang 2018 remontó con su 'El hombre de La Mancha' y cumplió su sueño: colgar los patines agrandando su leyenda en lo más alto del podio.

‘Super Javi’ también puede enorgullecerse de haber abierto el camino por el que ahora patinan innumerables promesas del patinaje español. Entre ellas, tres parejas que se han colado entre las diez mejores de Europa en Minsk.

Su despedida marca el fin de una era pero también el comienzo de otra… y no solo en patinaje. Las primeras semanas de este 2019 preolímpico han bastado para comprobar que el deporte español ha empezado el año con fuerza y apunta con ambición a Tokio 2020.