Puyol
El defensa español Carles Puyol (c) es felicitado por sus compañeros tras conseguir marcar en el partido de la semifinal del Mundial de Sudáfrica. EFE

Y los sueños, sueños son... Por fin. España disputará la primera final de su historia en un Mundial el próximo domingo, ante Holanda, después de dar una lección de fútbol, confianza y coraje a una Alemania acomplejada, que se despidió gracias a un grandioso gol de cabeza de Puyol (0-1).

Del Bosque probó a sorprender y no se libró nadie. Pedro entró por Torres en el equipo titular y el tinerfeño respondió con ganas, velocidad y juego entre líneas, mientras Villa recuperaba su posición natural en el área. Entre tanto, un espontáneo saltaba para acaparar protagonismo y Alemania mostraba sus dudas de cómo jugarle a la España de siempre: ni al ataque, ni al contraataque.

Transcurridos los primeros cinco minutos, el dominio de la roja era absoluto, gracias a una permisividad inesperada que daba espacio a Xabi Alonso y potenciaba la imaginación de Pedro. De las botas del canario nacería la primera ocasión clara, con un magistral pase raso a la espalda de la defensa alemana que Villa no remató con claridad ante la oposición de Neuer.

Alemania cedió el balón a España y tampoco presionó sobre el centro del campo

El aviso no catapultó al 'ejército' de Löw, que abandonaba su intención de agredir como si esperaran a que el tiempo les hiciera una señal para volcarse. Así el equipo de Del Bosque aprovechaba las facilidades y avisaba por medio de Puyol y Xabi Alonso, pero la efectividad no llegaba y Villa apenas hacía acto de presencia.

El meneo en posesión y ocasiones era de escándalo ante la tricampeona del mundo, pero las sensaciones se encontraban cuando corría al contraataque (salían seis en tromba). Así llegaría la primera ocasión de Alemania, superada la primera media hora de juego, con un disparo de Trochowski que Casillas despejó fácilmente a córner.

De ahí en adelante, mismo dominio español mezclado con despejes de Casillas a centros desde la banda y algún que otro córner para llegar al descanso. Y gracias, porque en los últimos instantes, Sergio Ramos derribó fuera del área a Ozil en una ocasión que bien podía haberle costado la roja por ser el último defensa.

Fútbol y asedio español

El descanso no alteró los papeles y España desprendía fútbol en cada jugada, aunque a menor ritmo que en las grandes tardes. Pedro seguía con su recital de recursos, movimientos y alternativas, algo que brindaba un asedio ya sobresaliente. Xabi Alonso probaría suerte en dos ocasiones desde lejos y el delantero canario generaría otras tantas llegadas que ni él mismo, ni Villa, ni Iniesta lograron materializar.

Entre tanto, el recién incorporado Kroos se revolvió en una contra colectiva bien hilada y obligó a Casillas a ejercer de salvador una vez más, algo que aturdió a España en los minutos venideros.

Casillas evitó que Alemania se adelantara justo antes del tanto de Puyol

Pero la empanada no dura eternamente y el fútbol rinde cuentas tarde o temprano, algo que ocurrió 73 minutos después del pitido inicial: un remate bestial de Puyol, al saque de un córner de Xavi, acabó con el bloqueo. Antológico, no hay más palabras.

El tanto liberó al equipo español que por fin tuvo fe ante una Alemania abierta y con urgencias. Villa se vació en dos o tres contras contra el mundo, Del Bosque optó por darle la enésima oportunidad a Torres y 'medio castigó' a Pedro por no ceder al delantero del Liverpool la sentencia (puso a Silva en su lugar).

Hasta el final, ansiedad, idas agónicas de Alemania y venidas emotivas de España, que debieron convertirse en gol para escribir con letras aún más grandes semejante hito español. Holanda, tiembla.

Ficha técnica:

0 - Alemania: Neuer; Lahm, Mertesacker, Friedrich, Jerome Boateng (Jansen, m.52); Khedira (Mario Gómez, m.81), Schweinsteiger, Trochowski (Kroos, m.62), Özil; Podolski y Klose.

1 - España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Piqué, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso (Marchena, m.93+), Xavi, Iniesta, Pedro (Silva, m.85); y Villa (Fernando Torres, m.81).

Gol: 0-1, m.73: Puyol.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN). No mostró cartulina alguna.

Incidencias: encuentro de semifinales del Mundial de Sudáfrica 2010, disputado en el estadio Moses Mabhida de Durban, ante la presencia de 60.960 espectadores. La Reina Sofía asistió al partido en el palco de honor, junto al presidente de la FiFa, el suizo Joseph Blatter.