Calderón y Nowitzki
Calderón trata de superar la defensa de Alemanina Dirk Nowitzki. (EFE) Manuel Bruque / EFE

Alemania también cayó frente a España en la preparación del Europeo 2007, una cita a la que los campeones del mundo navegan con el rumbo firme y una lista cada vez más larga de adversarios tumbados sobre la lona que, antes o después, ceden al ímpetu español de uno u otro modo, como con los cuatro triples seguidos que sacaron a los germanos de la pista en el último cuarto.

Los equipos nunca enseñan todo su potencial en los partidos de preparación.

Los equipos, y más los equipos que están llamados a jugarse cosas importantes en el Europeo, nunca enseñan todo su potencial en los partidos de preparación. Esta vez no fue diferente. Ni España ni Alemania exprimieron las fuerzas, pero mantuvieron la tensión que ha presidido sus últimos duelos en competiciones oficiales.

Entre pívots anda el juego

Nowitzki y Pau Gasol intercambiaron varias acciones y varias jugadas de uno contra uno en los dos, aunque ambos adecuaron el nivel de intensidad a la ocasión.

Aun así, la batalla anotadora de la primera parte discurrió entre ambos, con siete puntos para el español y doce para el alemán. Entre ellos, sin embargo, se coló otro jugador que, sin hacer tanto ruido, se erigió en uno de los ejes del juego español, Felipe Reyes, que al descanso presentaba una tarjeta de diez tantos.

Los dos seleccionadores, Bauermann en el lado germano y José Vicente Hernández en el local, guardaron cartas conscientemente. Reyes se emparejó con Nowitzki de salida, aunque los dos quintetos alternaron constantemente los dibujos defensivos.

En el descanso el equilibrio era absoluto (36-36). Al término, el equipo nacional había sumado otro triunfo claro y amplio.

En el descanso el equilibrio era absoluto (36-36). Al término, el equipo nacional había sumado otro triunfo claro y amplio.

Con Alemania las cosas variaron en la forma, aunque no en el fondo porque, al cabo de todo, la diferencia también proclamó a una España superior, si bien un poco más tarde de lo acostumbrado.

Mediado el tercer corte nadie ninguna de las dos selecciones había logrado dar un paso al frente (43-42 m.25). La procesión en la cancha si había cobrado mayor temperatura.

España, manejada por Carlos Cabezas, concretó una intentona de ruptura seria al comienzo del corte final. Dos triples de Juan Carlos Navarro forzaron el tiempo muerto germano a siete minutos de la bocina (60-53).

Cabezas emuló al ex barcelonista a la vuelta del parón en la banda y el propio Navarro clavó un tercer triple. En total, cuatro canasta consecutivas desde los 6,25 metros y España, con menos margen de tantos pero con idéntica capacidad de golpeo, abrió por fin el partido y decantó la victoria (66-53 m.34). Van veinticuatro victorias consecutivas.

Ficha técnica:

77 - España (17+19+16+25): Calderón (4), Fernández (5), Jiménez (6), Reyes (12), Pau Gasol (13) -cinco inicial-, Marc Gasol (4), Navarro (18), Mumbrú (3), Berni Rodríguez (7), Sergio Rodríguez (2), Trias (-) y Cabezas (3).

61 - Alemania (18+18+13+12): Greene (-), Hamann (4), Okulaja (7), Nowitzki (14), Femerling (5) -cinco inicial-, Demirel (6), Jagla (11), Nikagbatse (-), Schultze (-), Sensley (6), Grunheid (-) y Herber (8).

Árbitros: Requena (ESP), Arteaga (ESP)y Biricik (GER).

Incidencias: encuentro amistoso de preparación para el Europeo 2007 disputado en el Pabellón de La Fuente de San Luis ante unos 8.500 espectadores.