La cantera de la esgrima española se costea las competiciones en el extranjero

  • Son los sacrificios de las espadas del mañana, como Guille Sánchez y Yulen Pereira.
  • "¿Dinero? Esto no va a mejorar. No somos excepciones. Así son las cosas. Lo tomas o lo dejas", lamenta en 20minutos.es Guille.
Pereira (izqda) y Sánchez posan juntos.
Pereira (izqda) y Sánchez posan juntos.
R. D.

El bronce de José Luis Abajo en Pekín 2008 revitalizó la esgrima. El único deporte olímpico de origen español, se recordó. Pero llegaron los Juegos de Londres y su relevancia polideportiva. Para la esgrima, sin representación española, el silencio. Y una irreal sensación de vacío.

La esgrima tiene presente en sus sables, espadas y floretes. Y futuro. Hace dos semanas el cadete Álvaro Surano ganó el Torneo de Helsinki. Días atrás, en Burgos, las chicas cadete sumaron una plata por equipos. Guille Sánchez y Yulen Pereira, espadistas, son dos de los exponentes de una hornada de la cantera acostumbrada a las finales en las categorías inferiores. Éxitos, sí; y esfuerzos.

Sánchez (1994), bronce mundial júnior, se enganchó en una actividad extraescolar. Para Yulen (1995), oro continental cadete, es cosa de familia. Su padre, Manuel, técnico de ambos, fue el primer campeón mundial español, en 1989. Los dos, con apoyo de su entorno y ayudas externas mínimas, se costean esa media de 500 euros que exige cada una de las seis citas de la Copa del Mundo júnior previstas. Periplos por Europa intensos. Y con los estudios ahí.

"¿Dinero? Esto no va a mejorar. No somos excepciones. Así son las cosas. Lo tomas o lo dejas", lamenta Guille. "Si las ayudan escasean, hay que ser fuerte y perseverar", apostilla Yulen.

"Un equipo nacional desde cero"

De la decepción de Londres... a la esperanza. "Se hizo un buen trabajo. Si no hubo presencia española fue por mala suerte. El sablista Jaime Martí lo tenía hecho y se quedó fuera por la única carambola posible. El sistema de puntos es complejo, sobe todo en Europa", explica Sánchez. De cara al futuro es optimista: "Se está formando un equipo nacional desde cero, igual que la generación de Manuel Pereira. Tenían más recursos, pero el plan es el mismo: el trabajo duro. Y esa generación es la que hoy nos entrena".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento