La celebración de la histórica victoria de la selección Española en el Mundial de Sudáfrica sigue trayendo cola. A pesar de ser televisada en directo, siguen apareciendo anécdotas de la multitudinaria celebración que tuvo lugar en Madrid.

Cesc y Piqué hablan entre risas, antes de que éste escupa a CortésAunque parecía de los más parados durante el acto en la explanada del Puente del Rey, el barcelonista Gerard Piqué se hizo notar. Primero, por colocar la camiseta del  Barça a Cesc Fábregas durante el discurso de Reina -que enfadó a los aficionados del Arsenal, aunque no al propio jugador- y segundo por un visible escupitajo que lanzó al delegado de la selección y ex presidente del Valencia CF, Pedro Cortés.

La situación tuvo lugar durante el largo paseo en autobús por la capital, concretamente en la Gran Vía. Cesc, otra vez, y Piqué bromean visiblemente y después de que el primero le diga algo, el jugador del Barcelona escupe en la espalda a Cortés. Éste está vuelto y no se percata de nada mientras los dos jugadores explotan en carcajadas.

No fue la única anécdota que se dió en el paseo en el autobús descapotable por la Gran Vía. En un momento, el gran animador de la selección, Pepe Reina, y el espartano Álvaro Arbeloa jalean a la multitud, pierden el equilibrio en la barandilla y caen peligrosamente de espaldas.