José Luis Escañuela y Gala León
El presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET) José Luis Escañuela y la capitana del equipo de Copa Davis, Gala León, durante la rueda de prensa ofrecida el miércoles 24 de junio 2015. FERNANDO VILLAR / EFE

Nuevo escándalo en el deporte nacional con una Federación deportiva en el ojo del huracán, en este caso, la del deporte rey.

La Guardia Civil detuvo este martes al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y a su hijo Gorka en el marco de una operación anticorrupción ordenada por la Audiencia Nacional. A ellos se unen las detenciones del vicepresidente económico, Juan Padrón, y del secretario de la Federación tinerfeña, Ramón Hernández Baussou, por supuestas irregularidades en su gestión.

Los delitos por los que han sido detenidos son administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares, falsedad documental y posible alzamiento de bienes, todo ello en relación con la organización de partidos internacionales.

Esta vez ha sido la de fútbol, pero anteriormente fueron otras punteras, como la de baloncesto o la de tenis.

Baloncesto. En el caso de la canasta, el pasado febrero, un juez de Madrid citó como imputado al expresidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, ante la posibilidad de que cargara al organismo público gastos privados. Se le acusó de presuntos delitos de apropiación indebida y administración desleal. Según una auditoría encargada por el Consejo Superior de Deportes, sus gastos ascenderían a 737.746 euros solo en restaurantes entre 2011 y 2014. También tenía tarjetas proporcionadas por la Federación a las que habría cargado 30.000 euros anuales. José Luis Sáez dejó el cargo en verano de 2016 a raíz de las investigaciones abiertas por el uso de los fondos federativos y fue relevado por el exjugador internacional Jorge Garbajosa, que se impuso a Arturo Aguado y Alfonso Cabeza en las elecciones a la presidencia de la FEB celebradas el pasado mes de julio.

Tenis. El deporte de la raqueta tampoco está al margen de la corrupción. En septiembre de 2015, el Tribuna Administrativo del Deporte (TAD) castigó con una inhabilitacion de dos años y ocho meses al que era presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), José Luis Escañuela. El organismo consideró que Escañuela incumplió de forma reiterada las órdenes del Consejo Superior de Deportes (CSD) y era el responsable de las irregularidades en la gestión de la Federación. A Escañueña le abrieron cuatro expedientes: por no aportar información en el fichaje de Gala León, por no dar la documentación de las cuentas de la Federación, por elecciones amañadas y, el último, un caso abierto en la Fiscalía Anticorrupción después de que el CSD le denunciara por desviar supuestamente 600.000 euros a dos organismos creados por él mismo, la Fundación del Tenis Español y el Observatorio del Tenis Español.

'Federaciones cortijo'

Volviendo al 'caso Villar', la investigación contra él se inició a principios del 2016 tras una denuncia formulada por el Consejo Superior de Deportes. "Todas las situaciones que conocemos, por indicios o irregularidades, las ponemos a disposición de las personas competentes. La prudencia y la cautela no son incompatibles con la máxima contundencia cuando se conocen hechos que pueden haber sido posibles delitos. Es nuestra obligación hacerlo y vamos a seguir haciéndolo", explicó este martes el presidente del CSD, José Ramón Lete, tras conocer la detención de Ángel María Villar.

En efecto, y durante el mandato de su predecesor en el cargo entre 2012 y 2016, Miguel Cardenal, el CSD intervino en, al menos, una docena de federaciones, incoando expedientes sancionadores administrativos o enviándolos a juzgados de lo penal. Entendía el organismo que practicaban un modelo de 'federaciones cortijo'. Es decir, que el presidente actúa como si estuviera en su casa sin dar explicaciones a nadie.

Además de la de fútbol, baloncesto o tenis, se encuentran algunas como:

Taekwondo. Denuncia ante la fiscalía anticorrupción la gestión de Jesús Castellanos Pueblas, presidente de la Federación de Taekwondo desde 2005 y a quien fue detenido por la policía en Alicante por presuntos delitos de blanqueo, malversación, apropiación indebida y administración desleal.

Rugby. Un juez admitió una querella penal de la Federación de Rugby contra su expresidente Javier González Cancho, quien dimitió en 2014 cuando la deuda acumulada de su administración superaba el millón de euros.

Caza. Andrés Gutiérrez Lara, presidente de la Federación de Caza, fue inhabilitado un año a comienzos de 2015 por "desobediencia grave" tras negarse a convocar las elecciones en 2012.

Y así, un largo etcétera de intervenciones en federaciones tan sorprendentes como las de bolos, boxeo, pentatlón, kickboxing, vela o tiro con arco.