Erika Villaecija
Erika Villaecija, en un momento de la prueba de 10 km. EFE

La española Erika Villaecija fue octava en la prueba de 10 kilómetros de natación en aguas abiertas, disputada en Hyde Park, en el centro de Londres, en una carrera en la que se impuso la húngara Eva Risztov.

Villaecija entró a 1:11.3 de Risztov, quien batió a la estadounidense Haley Anderson en los últimos quinientos metros después de haber liderado la prueba desde la tercera vuelta de las seis que dieron al lago "The Serpentine". Anderson tocó la tabla de meta en la segunda plaza para ganar la medalla de plata, y la italiana Martina Grimaldi en la tercera. La británica Keri-anne Payne, campeona del mundo en 2011 en Shanghái, fue cuarta.

Risztov ya pasó la primera vuelta en la cabeza de la prueba, seguida por Paynne, y con Villaecija en la quinta posición luchando con Anderson.

La nadadora de Barcelona, de 28 años, perdió dos posiciones ya en el segundo giroLa nadadora de Barcelona, de 28 años, perdió dos posiciones en el segundo giro, cuando la británica y la magiar pugnaban por imponer su ritmo. Sin embargo fue la estadounidense la que cruzó la meta primera para comenzar la tercera vuelta con Payne en la segunda plaza por delante de Risztov, Grimaldi, la australiana Melissa Gorman y la española séptima a siete segundos de la norteamericana.

Erika se situó entonces junto a la brasileña Poliana Okimoto y la ucraniana Olga Beresnyeva, perdiendo el contacto con las más rápidas a medida que Risztov tiraba y alargaba el grupo. La española cruzó la meta para cumplir la cuarta vuelta en la decimotercera plaza a 8.9 de la magiar. La situación de Villaecija empeoró en los kilómetros siguientes, pues la carrera se estiró más y ella perdió una plaza más y 10.9 segundos respecto a Risztov. La nadadora magiar se mantuvo al frente al comienzo de la sexta cuando ya se había roto el grupo definitivamente y ella volvía a acelerar para dejar a Grimaldi, Anderson, Maurer y Payne.

La barcelonesa, con mejor final que sus rivales, remontó hasta la novena posición, pero a 17 segundos de la húngara en el último paso por la línea de salida, ya sin opciones de pelear por el podio. Por delante, la estadounidense todavía encontró fuerzas para atacar a la magiar en los últimos metros, cogerla y disputarle la medalla de oro, que Risztov defendió a muerte en el último 50.