El Tinkoff-Saxo inspecciona el empedrado
El equipo Tinkoff-Saxo que disputará el Tour de Francia 2014 afronta una inspección de los tramos empedrados de la quinta etapa. JACINTO VIDARTE

El corredor español Alberto Contador y el resto de compañeros del Tinkoff-Saxo que disputarán la próxima edición del Tour de Francia, del 5 al 27 de julio, han reconocido antes de viajar hasta Inglaterra la quinta etapa, Ypres-Arenberg Porte du Hainaut de 155,5 kilómetros, que incluye nueve tramos de empedrado.

El equipo después voló hacia Leeds en el avión privado del dueño del equipoAlberto Contador, Nicolas Roche, Michael Rogers, Rafal Majka, Sergio Paulinho, Daniele Bennati, Jesús Hernández, Matteo Tosatto y Michael Morkov, bajo la supervisión de Bjarne Riis y en compañía del patrón Oleg Tinkoff, aprovecharon un día soleado y agradable temperatura para realizar un último entrenamiento antes de volar hacia Leeds en el avión privado del dueño del equipo.

"Hemos hecho un buen entrenamiento y las sensaciones sobre los adoquines han sido muy buenas, lo mismo que el rendimiento del material, gracias a la Specialized Roubaix y las ruedas Roval de 40 mm equipadas con tubulares especiales para este terreno", dijo Contador.

Es la segunda inspección que hace el madrileño residente en Suiza de esta etapa tras la del pasado mes de abril. "Las sensaciones sobre los adoquines han sido buenas, pero no hay que olvidar que esto es sólo un entrenamiento, no es la carrera, y tampoco había lluvia, que puede complicarlo todo. El viento también será muy importante", comentó entonces.