El portero de la selección española de balonmano David Barrufet afronta sus últimos juegos con la máxima ilusión.

Antes de poner rumbo a Pekín, el catalán pronosticó que "hay cinco o seis selecciones del mismo nivel" y que "el día clave es el del cruce".

Barrufet dejó claro que "no temo a ningún equipo".